Los mexicanos que empezaron a trabajar después de 1997 deben preguntarse si podrán vivir sus últimos años con menos del 20% de su sueldo.

 

 

Los mexicanos tienen la idea de que al cumplir cierta edad, pueden acudir al Seguro Social (u otra institución pública) a tramitar su pensión y vivir desahogadamente el resto de sus días, pero la realidad dista mucho de esa creencia.

PUBLICIDAD

En el país existen cerca de 7 millones de personas mayores de 60 años,  de ese universo,  sólo 3.6 millones cuentan con una pensión institucional por parte del IMSS o ISSSTE, así lo señala de la firma Consultores Internacionales SC; y para el futuro las cosas no pintan mucho mejor.

Las Administradores de Fondos de Ahorro para el Retiro, resguardan e invierten los recursos de más de 40 millones de trabajadores, sin embargo, para quienes el panorama pinta más difícil es justo para la generación que no tendrá opción de elegir el esquema de retiro.

Es decir, aquellos que empezaron a trabajar después de 1997 sólo cuentan con los recursos que se administran en su cuenta individual y de acuerdo con Moisés Pérez Peñaloza, director de ahorro y retiro estratégico de Invex,  para aquellos que ganan más de cinco salarios mínimos (alrededor de 10,000 pesos), la tasa de reemplazo que recibirán tras su retiro a los 65 años será de apenas de entre 17 y 18% de su último salario.

“El mayor problema con las pensiones en México radica justo en el desinterés de la población por generar un ahorro para esa etapa de su vida, la esperanza de vida es cada vez mayor y de seguir así tendremos una realidad donde el envejecimiento supere la capacidad de los gobiernos”, señaló el ejecutivo en una reunión con prensa.

En opinión de Moisés Pérez, el problema surge porque la población joven sobreestima los recursos que está acumulando para el retiro, al tiempo se subestiman las necesidades a futuro y la inflación médica.

Para generar un mayor patrimonio para la vejez, Moisés Pérez indica que existen dos vías: contar con un Plan Personal de Retiro o contar con la protección de un plan privado de pensiones ofrecido por la empresa en la que se trabaja, sin embargo, señala que en México son menos de 2,000 las empresas que ofrecen esta prestación adicional para los trabajadores.

“Con el paso del tiempo, habrá cada vez más trabajadores acercándose a la etapa de retiro, para las empresas será importante tener una alternativa para ‘retirar de las filas’ a los elementos que por edad resulten menos productivos”, señala.

 

Siguientes artículos

López Obrador irá contra reformas en México
Por

El ex jefe de gobierno del Distrito Federal alguna vez fue militante del PRI, pero  abandonó el partido  en 1988 para ay...