Comunicación multimedia, precisión en búsquedas y geolocalización, pagos cashless y trámites a distancia, así como soluciones inteligentes, seguridad, información y apps que mejoran nuestra vida, la evolución digital que implica la llegada de GigaRed de Telcel continúa expandiéndose y reconfigurando cada aspecto de nuestra vida, potenciando cuatro de los pilares del mundo hiperconectado: el big data, el Internet of Things (IoT), fintechs e inteligencia artificial.

La creciente participación de los países emergentes en esta revolución digital está detonando mayor competitividad y cooperación entre distintos sectores productivos. Y no sólo eso: también los aspectos más íntimos de nuestro día a día se encuentran en constante reinvención, gracias a las soluciones digitales ligadas a los dispositivos móviles y softwares inteligentes.

No obstante, toda esta revolución digital que conecta las necesidades locales con las soluciones globales, -tema en donde los dispositivos inteligentes para el hogar, el machine learning y las nuevas tendencias como el blockchain están solventando con creces las problemáticas y desafíos del ser humano- no se lograría sin dos pilares clave: la velocidad y la cobertura.

Con la llegada del IoT, la conectividad entre objetos, cotidianidad, personas y ambiente comenzó a fluir de forma más sencilla. Al respecto, fue justamente el robustecimiento de la cobertura y el aumento de la velocidad con la llegada de GigaRed de Telcel lo que vino a detonar novedosas soluciones en torno a la conexión permanente, mediante la tecnología o el desarrollo de integrantes del ecosistema digital, tales como la mensajería instantánea, videoconferencias, social media o realidad aumentada.

PUBLICIDAD

De los hogares inteligentes (Smart Homes) operados desde las aplicaciones de nuestro smartphone o Hubs impresionantes como el SmartThings de Samsung, pasando incluso por la incorporación de sensores inteligentes y la medición precisa en sectores clave como el educativo, financiero y de salud, los avances en la velocidad y la fortaleza de las redes son los protagonistas de este nuevo rostro de la vida moderna.

Es en este contexto que la llegada de GigaRed de Telcel en marzo de este 2018 marcó un hito en la historia de las telecomunicaciones en México, al brindar a los usuarios un incremento tres veces mayor en cuanto a su velocidad de carga y descarga se refiere, siendo hoy la más veloz de todo el país y proporcionando un promedio mayor de conectividad hasta diez veces más de lo que se había experimentado hasta ahora.

Además del aumento de velocidad, el cual es la punta de lanza de un cúmulo de soluciones integrales que van de la seguridad del usuario incluso al desarrollo de Ciudades Inteligentes, la cobertura de GigaRed de Telcel abarca todas las entidades del país, beneficiando a poco más de 93 millones de habitantes.

Comprar de forma segura sin salir de casa, hacer menos tiempo en nuestros trayectos gracias al uso eficiente de rutas y vehículos o medir de forma precisa datos relevantes (salud, productividad, administración de recursos), se ha traducido en un aumento en la calidad de vida, teniendo servicios de alta calidad de forma accesible y pasando más tiempo de calidad con nosotros mismos o con las personas que más queremos.

¿Qué significa la hiperconectividad en un escenario de velocidad y cobertura mayor? Significa un gran paso para la humanidad en términos sencillos: mayor calidad en menor tiempo. Estamos ante un mejor futuro.

También puede interesarte: Hiperconectividad inteligente

 

Siguientes artículos

Extraños caminos de protesta social en Internet
Por

Las protestas digitales son muy importantes en el contexto actual, sería difícil que pequeñas organizaciones tuvieran un...