Decía René Descartes que: “La razón es la mejor riqueza repartida en esta vida, porque todos creen tener suficiente”

El problema comienza cuando le das peso a las razones y estas se vuelven justificaciones, haciéndose verdades obstaculizables para tus metas.

Los fantasmas emergen del suelo en el pasado en el futuro, y te voy a explicar por qué.

En el pasado; nacen a través de la idea de “creer saber comprobar” lo que no les llevará a la meta haciendo un sobre análisis en lugar de elegir la acción.

PUBLICIDAD

Sobreanalizando de manera minuciosa y cautelosa una verdad aparente, que carece de utilidad real.

Y en el futuro; mediante las suposiciones, que cobran sentido, entrando al terreno de “los asegunes” que les provoca incertidumbres debilitándolos.

Así se crean sus fantasmas. Tras la comprobatoria que excusa una constante falta de valentía, valor o posibilidad de aprendizaje, a partir de la razón.

La realidad es que muchas veces son ellos mismos quienes por su propia mente se ponen la ridícula mantita blanca haciéndole hoyitos a la misma.

Enlistar posibilidades en contra te vuelve cazafantasmas, y cualquier indicio te llevará a sentir miedo.

Porque tras pensarlo y sobre analizarlo cualquier cantidad de cosas pudieran salir mal.

Centrar tu mente en ese enfoque equivocado, sólo traerá una bola de nieve. Incluso pensando que por evitar el fracaso se está siendo muy inteligente, pero ese camino tampoco te llevará al éxito porque finalmente te aleja de las acciones que te saquen del estancamiento.

Esa es la verdad de los fantasmas de la mayoría de los emprendedores que buscan sin saberlo, comprobarse ideas de batallas que podrían perder, con la finalidad de no luchar.

Causas hay muchísimas para estar detrás de la mantita y crearnos fantasmas, aquí te enlisto tres muy comunes para que los identifiques:

  1. Un profundo miedo al compromiso que implica el tener buenos resultados
  2. La falta de seguridad personal con respecto a lo que se quiere
  3. La incertidumbre de las acciones en la lucha para conseguir la meta

Pero ¿Cómo vencerlos?, aquí te damos tres importantes consejos:

  1. En la medida en la que te enfocas en la meta y no en los fantasmas o en los obstáculos, y decides aterrizarla en un conjunto de acciones medibles entonces los fantasmas desaparecen.
  2. Utilizando la pregunta filtro: ¿Esto qué estoy pensando me va ayudar a conseguir la meta?
  3. Definiendo que el único camino importante es el que se recorre diario, con cada llamada hecha, y cada acción que te lleva al objetivo.

Fijarte una meta clara y sus indicadores de desempeño, te ayudará a sobreponerte de los obstáculos que se presenten, porque te dará enfoque en lo que habita en el presente, el objetivo a conseguir y sus acciones.

Así que no recorras otros tiempos que no sea el de las acciones actuales, pues como te explico, cada que te distraes de tu meta aparecen más y más obstáculos, traídos del pasado y del futuro a un presente donde lo único importante sería el realizar las acciones que te acercarían a tu meta.

Recuerda, la medida de obstáculos en tu vida es la medida de distracciones que tienes del objetivo, no pienses en ellos, enfócate en las acciones que te llevarán donde quieres.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.