Nicaragua mantuvo sus calificaciones de emisores de monedas extranjeras y locales en “B2”, sin embargo, el país presentó un cambió en su perspectiva que pasó de positiva a estable, de acuerdo con  Moody’s.

El cambio de perspectiva se debió principalmente a 3 razones: la primera es debido al deterioro de la posición financiera del Instituto del Seguro Social (INSS), a la promulgación en los Estados Unidos de la Ley de la Condición de la Inversión de Nicaragua (Nica Act) y a la disminución continua de las entradas de Venezuela.

Puedes leer: Panamá y Costa Rica lanzan plan fronterizo

La calificación de Nicaragua podría ser mejorada si se toman medidas fiscales para mejorar la posición financiera del organismo de seguridad social y se reducen los costos potenciales para el gobierno central, si las autoridades responden a posibles problemas externos, manteniendo los indicadores económicos, fiscales y externos en niveles que indiquen un continuo fortalecimiento de su perfil de crédito soberano.

PUBLICIDAD

La perspectiva podría bajar si se promulga la NICA y no se toman medidas de ajuste, si la situación financiera de la seguridad social continúa deteriorándose y esto no se resuelve o si sucede un deterioro en las cuentas externas debido a un choque de una disminución del apoyo venezolano o llega a ocurrir una reducción significativa en el financiamiento externo de otras fuentes.

 

Siguientes artículos

Panamá y Costa Rica lanzan plan fronterizo
Por

Cada país invertirá 60 millones de dólares para llevar a cabo el plan.