Reuters.- El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ordenó este miércoles el arresto del líder opositor Julio Borges y que se retire la inmunidad a otro diputado ya detenido, en decisiones vinculadas al caso de la explosión de drones en un acto militar al que asistía el sábado el presidente Nicolás Maduro.

Las actuaciones de la máxima corte se conocen luego de que Maduro acusó al reconocido político opositor, quien vive fuera del país desde hace meses, y al joven diputado Juan Requesens de estar vinculados a la detonación de unos artefactos y que el gobierno califica como un frustrado intento de magnicidio.

Las decisiones judiciales fueron leídas por el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, en una sesión convocada para retirar la inmunidad a los dos legisladores opositores, sin aclarar si la medida podría extenderse a otros.

El retiro del fuero parlamentario permite, según la constitución venezolana, que un diputado sea juzgado en tribunales ordinarios.

PUBLICIDAD

Desde Bogotá, Borges dijo en Twitter que “la asamblea espurea, constituyente fraudulenta, va a también a hacer un nuevo acto donde ha anunciado que va a levantar la inmunidad”. A Maduro “lo queremos ver, como lo estará, fuera del poder, preso por la violación de los derechos humanos (pero) nadie quiere la violencia en Venezuela”, agregó Borges.

Luego del incidente del sábado, el bloque opositor ya había advertido que podría ser utilizado por Maduro para desatar una ola represiva.

Requesens, de 29 años y diputado del partido Primero Justicia como Borges, fue detenido por el servicio de inteligencia la noche del martes en su residencia en Caracas.

“No hemos sabido ni dónde está, ni las condiciones actuales. Él sigue siendo un secuestrado del régimen”, dijo Juan Requesens, padre del parlamentario detenido.

El fiscal general, Tarek Saab, dijo el miércoles que hay 19 personas vinculadas a los hechos, de las cuales seis están detenidas, pero no dio detalles.

Tres de ellos están fuera del país, dos en Colombia y uno en Estados Unidos, identificado como Osman Delgado, agregó Saab en una entrevista con el canal de televisión Globovisión.

El fiscal dijo el miércoles se reunió con el encargado de negocios estadounidense, James Story, para solicitar la cooperación de Washington y la entrega de Delgado.

Los involucrados son acusados de delitos como “homicidio intencional calificado en grado de frustración”, lanzamiento de artefacto explosivo, terrorismo, daño a la propiedad y asociación para delinquir.

La noche del martes, Maduro dijo que los sospechosos se habían entrenado en la vecina Colombia y que a 11 de los “sicarios” les habían ofrecido 50 millones de dólares para asesinarlo.

 

Siguientes artículos

homicidios
Homicidio doloso en la CDMX alcanza su nivel más alto desde 1997
Por

La tasa de homicidio doloso aumentó un 7.7% respecto al segundo trimestre de 2017 en la Ciudad de México, según datos de...