Por José María Rancaño*

La disrupción digital representa un enorme riesgo para algunas organizaciones, paro también una oportunidad sin precedentes. Dentro de los próximos 10 años, amenaza con ser el principal agente de entradas y salidas de la lista S&P 500; sin embargo, la transformación digital también impulsa un entorno de reinvención que, en el mercado actual, se convierte en la clave para alcanzar un crecimiento rentable a escala.

La Inteligencia Artificial (IA) es la fuerza detrás de esta reinvención digital. Al combinarla con otras tecnologías avanzadas, no sólo tiene el potencial de transformar las operaciones centrales para el negocio, sino que también puede transformar las experiencias del consumidor y hasta los mismos modelos de negocio.

Hoy en día, la mayoría de los procesos de manufactura de empresas a nivel global se han sometido ya a importantes transformaciones digitales a lo largo de toda la cadena de valor y los líderes de negocio conocen a profundidad la importancia de estos cambios. Aunque la manufactura digital ya se considera parte de la cotidianidad, vemos a la distancia el inicio de una nueva normalidad: la reinvención digital del producto. Éste es el tema del momento entre los líderes industriales de negocios, particularmente alrededor de cómo las tecnologías digitales disruptivas y el software están transformando el mundo de los productos y servicios. A nivel mundial, las empresas de productos están reconociendo el valor futuro de dispositivos inteligentes que generen experiencias enriquecedoras, llevando esta nueva categoría de hardware al centro de la conversación.

Así que la Inteligencia Artificial, en combinación con otras poderosas tecnologías digitales, crea productos y servicios que evolucionan con el usuario en un proceso íntimo y continuo de intercambio e innovación. Sin embargo, aunque casi todos los jugadores industriales reconocen el poder de la IA, sólo unos cuántos han establecido este tipo de productos de la Industria X.0 en el mercado a escala, convencidos del valor a mediano y largo plazo de la reinvención digital, completamente comprometidos a ejecutar un futuro 100% centrado en el consumidor a un ritmo y escala sin precedentes.

En una de las investigaciones más recientes de Accenture, en donde se encuestaron más de 500 manufactureros pertenecientes a 6 sectores industriales en 6 países, se encontró que 98% han comenzado a integrar a la IA en sus productos de una u otra manera, entendiendo que si se combina la IA con otras tecnologías digitales (especialmente con el cómputo móvil y análisis de big data) se puede incrementar la eficiencia operativa y crear, al mismo tiempo, una experiencia verdaderamente diferenciada para los consumidores.

Esto nos lleva a un conjunto de acciones concretas que las empresas industriales tienen que llevar a cabo en cada etapa de su camino hacia la reinvención digital, incluyendo la capacidad de articular una convicción fuerte alrededor de la reinvención digital del producto y compartirla con los jugadores y partes interesadas dentro de la organización, definir cuál es el producto digitalmente (re)inventado que se desea construir, identificar el valor que se va a crear y el impacto que tendrá a distintos niveles, comprometer a los líderes y tomadores de decisiones para que aseguren la creación de asociaciones estratégicas que generen valor y mitiguen riesgos; y, finalmente, ejecutar la innovación dentro de un modelo de negocio impulsado por un ecosistema. Sin duda, el momento para la reinvención digital es ahora.

*Director de la Industria de Productos en Accenture México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los ‘peros’ de la unificación en áreas de generación de CFE
Por

La participación de las empresas privadas está en suspenso, y había tardado en avanzar porque la regulación es muy compl...