La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR), informó que sus comercializaciones bajaron en octubre a su menor nivel desde junio, en una tasa anual de 5.12 millones de unidades.

 

Reuters

WASHINGTON  – Las ventas de casas usadas en Estados Unidos cayeron en octubre a su menor nivel desde junio debido a una escasez de inventarios y a los altos precios de las propiedades que han reducido el poder adquisitivo.

PUBLICIDAD

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus sigla en inglés) dijo que las ventas de casas usadas cayeron un 3.2% el mes pasado, a una tasa anual de 5.12 millones de unidades.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban una caída en las ventas a una tasa de 5.13 millones de unidades en octubre.

Al mismo tiempo, el precio medio de las casas subió un 12,8 por ciento interanual en octubre, a 199,500 dólares. Fue el undécimo mes consecutivo de alza de dos dígitos.

Los inventarios de octubre sumaron de 2.13 millones de casas usadas a la venta, un incremento de sólo un 0.9% interanual, y que representa un suministro de cinco meses al ritmo actual.

El ritmo de crecimiento de ventas anuales se desaceleró a un 6 por ciento en octubre debido a que condiciones de crédito más ajustadas y altos costos del crédito están impactando a la recuperación del mercado inmobiliario.

Las compras de casas usadas cayeron en octubre en las cuatro regiones estudiadas, con la mayor baja registrada en el oeste, donde declinaron un 7.1%.

Los que compran viviendas por primera vez continúan al margen, pues representan a un 28% del total de las adquisiciones de viviendas, por debajo del promedio histórico.

La tasa ha caído a menos de un 30% por 7 meses consecutivos. Al mismo tiempo, las compras en efectivo continúan elevadas y componen alrededor de un 31% de las compras de casas.

Los inversores se quedaron con un 19% del mercado en octubre, lectura similar a las cifras de ventas de septiembre.

Se prevé que las ventas en los próximos meses sean obstaculizadas por la escasez de inventario en el mercado y por una paralización gubernamental en octubre, que detuvo algunas transacciones finales sobre propiedades.

La NAR afirmó que una combinación de precios altos y el aumento de las tasas hipotecarias está afectando la asequibilidad. El grupo de la industria indicó que la tasa de casas recién construidas es decepcionante y que dificulta la recuperación del mercado inmobiliario como un todo.

 

Siguientes artículos

Pesimismo e inestabilidad dominan panorama mundial: WEF
Por

Hay una creciente desigualdad, discriminación e incertidumbre, lo que está causando ira e indignación, advirtieron panel...