Notimex.- El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) informó que tras cumplirse las metas de transacciones, negocios participantes y una derrama económica de 118,000 millones de pesos, a lo largo de toda su historia las ventas del Buen Fin han crecido en 196%.

En su análisis económico semanal, el CEESP, señaló que durante la novena edición, del 15 al 18 de noviembre pasado, el fin de semana con descuentos y facilidades de pago, habrá cumplido su objetivo de “incentivar las operaciones del sector formal de la economía y promover la bancarización y el uso de medios de pago electrónicos” a pesar del estancamiento de la economía.

El avance del Buen Fin ha sido ascendente, explicó. al grado que “se estima que participaron aproximadamente 175,000 establecimientos, cifra que contrasta muy favorablemente con los 40,000 que participaron en 2011”.

Resaltó el dinamismo de las operaciones mediante tarjetas de crédito y débito pues “es probable que en 2019 el porcentaje de las operaciones vía tarjetas represente cerca del 70 por ciento del total”, ubicándose como la principal fuente de operaciones.

Por otro lado, el CEESP, de acuerdo con el incremento de la base monetaria publicada por el Banco de México durante los cuatro días de duración del programa oficial del Buen Fin, estimó que las ventas mediante uso de efectivo fueron menores respecto al año pasado. No obstante, es muy probable que esta situación se compense con la evolución de las ventas por otros medios de pago.

El análisis, explicó que las altas ventas del Buen Fin son resultado de factores positivos como: inflación a la baja, menores tasas de interés, una moneda más fuerte, récord en el envío de remesas, recursos líquidos disponibles mediante los programas sociales y el aumento de los puestos de trabajo que elevó la masa salarial del país.

Consideró, también factores negativos para una mayor expansión del programa, pues se registraron ventas adelantadas y eventos promocionales a principio del mes y sin duda sustituyeron parcialmente las ventas del Buen Fin oficial.

Apuntó que el año pasado, el Gobierno Federal adelantó la entrega total del aguinaldo de la burocracia en una sola exhibición antes del 15 de noviembre, hecho que este año no ocurrió pues por decreto, 50 por ciento del aguinaldo se debió pagar a partir del 13 de noviembre, es decir, prácticamente la mitad de los recursos que se liberaron el año pasado por este concepto.

Un factor adicional que igualmente pudo limitar el dinamismo del Buen Fin es el nivel salarial de la población y los bajos salarios, apuntó.

Finalmente, no se puede desestimar el efecto del estancamiento de la economía durante los tres primeros trimestres del año, debido a la debilidad de la demanda agregada, dentro de la que el crecimiento del consumo se ha reducido a lo largo del año.

Te puede interesar: El Buen Fin y el Black Friday

 

Siguientes artículos

Pemex comprará siete plataformas para explorar en el Golfo
Por

El presidente López Orador destacó que su gobierno está privilegiando el regreso de empresas y tecnologías mexicanas par...