Lo que más sorprendió fue una caída de las llamadas ventas subyacentes, que excluyen los rubros de autos, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos.

Reuters

Las ventas minoristas de Estados Unidos bajaron en septiembre, incluso si se excluyen las ventas de autos y los negocios de las estaciones de gasolina, ofreciendo una sorpresiva señal de cautela en lo que respecta a la demanda del consumidor.

Las ventas minoristas totales cayeron un 0.3% en el mes, dijo el miércoles el Departamento de Comercio. La caída en la facturación en las estaciones de gasolina y en los distribuidores de automóviles golpeó a la baja la lectura.

PUBLICIDAD

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una caída de las ventas minoristas, ya que la producción de autos se ha enfriado y los precios del petróleo han bajado con fuerza en meses recientes, señales de que se desacelera el crecimiento económico global.

Lo que más sorprendió fue una caída de las llamadas ventas subyacentes, que excluyen los rubros de autos, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, y se corresponden de manera más estrecha con el componente del consumo del producto interno bruto. Economistas consultados por Reuters esperaban un aumento. En lugar de ello, cayeron un 0.2% en septiembre.

 

 

Siguientes artículos

impunidad-ayotzinapa
La impunidad amenaza las reformas
Por

“México: la desaparición de 43 estudiantes provoca una crisis nacional”, sentenció con quirúrgica precisión Le Monde hac...