Los volúmenes de ventas minoristas cayeron 0.9% en agosto, incumpliendo las expectativas de los economistas de un alza del 0.4%.

 

Reuters

LONDRES.- Las ventas minoristas británicas fueron sorprendentemente débiles en agosto ya que los consumidores frenaron el gasto, sobre todo en la comida, después de un derroche en julio.

PUBLICIDAD

Los volúmenes de ventas minoristas cayeron un 0.9% en el mes, incumpliendo las expectativas de los economistas de un alza del 0.4%. La tasa anual de crecimiento se desaceleró a un 2.1% frente al 3.0% de julio, su máximo en dos años y medio.

La cifra del mes anterior fue impulsada por una ola de calor, que elevó las ventas de alimentos para barbacoas y artículos para el exterior. El nacimiento de un bebé de la familia real en julio y una serie de éxitos deportivos británicos presentaron una razón adicional para gastar.

Las ventas de alimentos cayeron un 2.7% en agosto, invirtiendo completamente la ganancia de julio.

 

Siguientes artículos

Muere Hiroshi Yamauchi, el transformador de Nintendo
Por

Impulsó la incursión de las consolas en el mercado tecnológico y permaneció al frente del negocio de 1949 hasta 2002; la...