Venture Builder es un modelo de empresa que permite crear otras dentro de sí, para luego desarrollarlas, independi­zarlas y hacer que sobrevivan por ellas mismas. Bajo este sistema, Joel Vergés y Raimundo Burguera fundaron Innohub.

A casi dos años de su creación ha generado cuatro firmas: Smart Sales, un sistema de gestión que fa­cilita el control de equipos de ven­tas; HotelPaq, una plataforma para hoteles que ofrece soluciones para turismo electrónico; EnvíoClick, un comparador de servicios de paquetería que permite gestionar el envío desde una misma página, y Avanttia, un sistema que ayuda a las medianas y pequeñas empresas a organizar su cartera vencida. Y ya están por lanzar un quinto proyecto relacionado con investigación de mercados.

“Nuestros inversionistas son gente de negocios que tienen otras compañías y liquidez, que están buscando diversificar sus inversio­nes y que encuentran en nosotros una manera sólida de conseguir el rendimiento que esperan. Ahora mismo, la gente de ContPaQi son nuestros socios”, señala Joel.

Explica que primero hay que verificar que la idea del nuevo negocio ya exista en otra coorde­nada: “porque si a tantos millones de personas no se les ha ocurrido significa que seguramente no hay negocio por ahí”.

También puedes leer: 10 factores por los que fracasan las startups en el país 

Una vez tropicalizada la idea, está lista para ser presentada ante el comité de Innohub. Este se encuentra conformado por José Luis de Alba, fundador de Com­PaQi; Sergio Hernández Weber, ceo de Administrategia; y Joel y Raimundo.

Si el proyecto es autorizado por el comité, inicia el proceso de desarrollo tecnológico para que la solución pueda estar dispo­nible online y mobile. Y en este momento arranca la búsqueda del equipo de cofundadores, para que sus integrantes puedan operar y controlar el producto.

Cuando el nuevo equipo ya se encuentra formado, ellos son los encargados de contratar al resto del personal operativo. “Nosotros les ayudamos a través de servi­cios centralizados, les aportamos desarrollo tecnológico, servicios de administración y finanzas. Nosotros creemos que los cofun­dadores se tienen que enfocar en lo que es el core del negocio”, expone Raimundo.

PUBLICIDAD

Innohub pone el capital se­milla que se destina al desarrollo tecnológico, y paga los sueldos del equipo fundador. Uno de los objetivos es que el nuevo proyecto rápidamente genere tracción en el mercado.

La venture builder mantiene el capital dentro de las empresas en todo momento. Recibir una oferta externa sería la única manera en la que podrían desha­cerse del activo.

“A la fecha, el valor de la em­presa es de 115 millones de pesos. En enero éramos 10 personas, hoy somos 35. Hacia finales de año que­remos afianzar México, levantar rondas para estas compañías y dar el salto a Latinoamérica”, describe Raimundo.

Durante la segunda mitad de 2017 Innohub planea hacer presen­cia en Colombia.

 

Siguientes artículos

La estrategia de México y el Triángulo Norte ante las deportaciones de Trump
Por

Los funcionarios de Relaciones Exteriores de los cuatro países coincidieron en que los tiempos actuales marcan la necesi...