Por Tania Montalvo*

Durante los 120 días de la iniciativa Verificado 2018, un grupo de periodistas y politólogos nos convertimos en sombra de los candidatos para detectar datos engañosos y mentiras en los discursos políticos. Al mismo tiempo, montamos operativos para detectar los sitios web y grupos nacidos para desinformar, creando y difundiendo noticias falsas.

Innegablemente este trabajo se convirtió en referente durante el proceso electoral de este año, haciendo de Verificado 2018 una herramienta de información confiable que trabajó, de mano de la ciudadanía, para garantizar el voto informado de los millones de mexicanos que salieron a las urnas el pasado 1 de julio.

¿Cómo llegamos hasta ahí?

PUBLICIDAD

Verificado 2018 fue una iniciativa colaborativa liderada por Animal Político, AJ+Español y PopUp Newsroom, a la que se unieron más de 80 medios, organizaciones civiles y universidades.

Nació el 12 de marzo y su último día fue el 9 de julio, después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) dio a conocer los resultados oficiales de la elección.

Lo primero que hicimos como colectivo fue establecer tres pilares básicos: detectar la información falsa más viral o de mayor interés para los lectores, para desmentirla y difundirla en distintas plataformas; explicar los temas del proceso electoral para prevenir que de éstos naciera desinformación, y revisar los dichos de los candidatos para revelar si mentían o no.

Publicamos más de 400 notas y 50 videos, sumando —solo desde las cuentas de Twitter y Facebook de Verificado 2018— medio millón de shares y 300 mil me gusta, además de 5.4 millones de visitas al sitio web verificado.mx.

Siempre diremos que esos números son apenas una muestra, una pizca del alcance de Verificado 2018, pues no incluye el impacto de la iniciativa a través de los medios aliados que difundieron las verificaciones en sus propias plataformas.

¿Y la relación con los lectores?

Desde el primer día recibieron bien la iniciativa —en los perfiles de Twitter y Facebook cerramos con más de 400 mil seguidores—, pero también hay que reconocer que a lo largo de los cuatro meses de trabajo tuvimos que aprender a lidiar con quienes cada día nos acusaron de partidistas: un día nos declaraban un proyecto de la mafia del poder, al siguiente nos señalaban por estar al servicio de Morena, luego nos acusaban de apoyar a Meade contra Anaya o al revés; y después nos tachaban de querer hundir a López Obrador o de trabajar para beneficiarlo.

Siempre existió algún grupo que no aceptó ningún dato, argumento o prueba cuando su candidato mintió, o que se negó a aceptar que la información que difundieron, fue falsa. Pese a ello, celebramos que fueron más —muchos más— los que se sumaron al movimiento contra la desinformación y comenzaron a dudar, a ser críticos con las noticias del proceso electoral y que decidieron que no basta con leer y compartir, primero hay que cuestionar.

¿Fue suficiente?

La desinformación no ha desaparecido. Las noticias falsas y las mentiras de los políticos continúan, pero también el trabajo de quienes fuimos parte de la coalición que luchó por la verdad durante el proceso electoral.

Medios de comunicación y organizaciones civiles nos unimos y trabajamos en equipo. Hemos visto el efecto de colaborar y fijarnos metas comunes.

Comprendemos que nuestra función elemental es servir a los lectores, y ese fue el único propósito de Verificado 2018. Desde nuestras trincheras seguiremos en el proceso de llevar a los ciudadanos información que sirva para tomar mejores decisiones y ejercer sus derechos.

Decir adiós no fue fácil, pero la despedida nos recuerda, primero, que la verificación es un paso indispensable para hacer periodismo y, segundo, que los lectores deben exigir un freno a la difusión de información falsa.

Son ellos quienes pueden rodearse de fuentes confiables y los que estuvimos detrás de Verificado 2018 seguiremos trabajando para abonar a la confianza ganada. No les fallaremos.

*Editora General de AnimalPolítico.com y fue coordinadora general de Verificado 2018.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cierre de campaña de AMLO en el Estadio Azteca, 2018. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
Como sonaron las campañas electorales 2018
Por

Las diferentes campañas, la falta de continuidad en los contenidos y por consiguiente una no muy clara postura ante la c...