La decisión depende de la distancia promedio en la que te muevas a diario. Sin embargo,  moverte en taxi puede ser más barato que hacerlo en un auto nuevo, principalmente por los servicios de mantenimiento que el vehículo requiere.

 

 

Al viajar por la ciudad,  el automóvil propio ofrece comodidad inmediata, pero en el largo plazo los gastos de mantenimiento, sumados a la depreciación,  hacen que el servicio de taxis se convierta en una opción que favorece a tu ahorro.

PUBLICIDAD

Frente a este escenario, Easy Taxi, aplicación móvil  en el traslado de taxi, y Carmudi, el portal  en compra y venta de autos,  realizaron un estudio que compara las ventajas  de viajar en taxi habitualmente, así como de usar un vehículo propio.

El análisis consistió en estudiar, a diferentes distancias recorridas por día, el costo de comprar y usar un auto nuevo contra utilizar el servicio de taxi. Para el análisis usaron un  Spark y un Jetta nuevos, así como un taxi de sitio.

“El estudio  consideró una tasa de financiamiento de 12% anual por 3 años con  25% de enganche, depreciación de 3 años, seguro y mantenimiento. Estos costos fijos se dividieron  por día. La gasolina se calculó dependiendo de la distancia recorrida. Para el cálculo del taxi, se  utilizó tarifa por km para efectos comparativos (banderazo  de 13.1 pesos y  recorrido de  5.2 kilómetros (km))”, explicaron las empresas en un comunicado.

El combustible representa solo 10% del costo total si se recorre un  promedio de 20 km por día. En cambio, la depreciación puede representar hasta 40% del costo.

Los resultados del estudio arrojaron que la mejor decisión depende de la distancia promedio en la que te muevas a diario. Sin embargo, es casi seguro que moverte en taxi sea más barato que moverte en un auto nuevo, principalmente por los altos costos que este último implica.

Un Spark (de 135,200 pesos) se convierte en la opción más económica, una vez alcanzados los 20 kilómetros, generando un costo promedio por día de 127 contra 130 del Taxi.

En cambio, un Jetta Trendline Triptronic (de 270,000 pesos) alcanza el mismo costo promedio que el taxi hasta los 50 km por día.

Automóviles más costosos, según el estudio,  difícilmente pueden llegar a  ser más baratos  que usar taxi.

Otras  ventajas adicionales que un auto propio brinda es privacidad absoluta, así como un sentido de espontaneidad  por la capacidad de hacer viajes. También se tiene un mayor control del ambiente dentro del vehículo y un espacio de almacenaje para cosas personales.

El servicio de taxis evita el estrés de manejar en una ciudad caótica y permite aprovechar los traslados para realizar actividades, como hablar por teléfono, trabajar, dormir, leer, etc.

Además, evita la necesidad de buscar estacionamiento, así como la responsabilidad en caso de algún percance vial. El estudio afirma también que el taxi es el perfecto conductor designado para fiestas y reuniones.

 

Auto contra taxis

Te presentamos una infografía hecha por Carmudi y Easy Taxi donde comparan las virtudes y desventajas de ambas opciones:

 

Foto: Carmodi

 

 

Siguientes artículos

EU integra grupo de respuesta rápida contra ébola
Por

El equipo acudirá y ayudará en cuestión de horas a los hospitales en donde se presenten casos del mortal virus, que se c...