Esclavos que se venden al mejor postor, los jornaleros mexicanos trabajan por 100 pesos diarios bajo las inclemencias del clima y los malos tratos de sus patrones. Aunque son parte vital de la cadena que surte de frutas y vegetales a la mayor parte de México y Estados Unidos, sus condiciones de vida e ingresos son infrahumanas. No lograron pasar al otro lado del Río Bravo para alcanzar el ‘sueño americano’. Por eso, hoy migran de un estado a otro como si fueran extranjeros. Son extraños en su propio país. 

 

Investigación y video: VICE News

PUBLICIDAD

En el norte de México, los jornaleros que recolectan productos para los supermercados estadounidenses ganan apenas 100 pesos al día. Siguen la cosecha y viajan entre los estados de Sinaloa y Baja California como migrantes internos en su propio país. Como no hay guarderías para los hijos de los trabajadores, los niños ayudan a sus papás en su trabajo, y a veces tienen que soportar un calor de 37 grados.

El video que a continuación te presentamos es un viaje al norte de México, donde la cámara  se mete a los campos con los jornaleros para ver sus condiciones laborales. Luego se entrevista al hombre que dirige la lucha por un mejor salario y condiciones laborales en el pueblo de San Quintín, en Baja California. Forbes México te presenta el video documental realizado por VICE News.

 

 

Siguientes artículos

Economía pierde empuje: crece 2.2% en segundo trimestre
Por

Durante el periodo enero-marzo, el PIB avanzó 2.5% a tasa anual en el primer trimestre, a un ritmo mayor que en el segun...