Al escuchar la palabra puente de quincena mucha gente con buena calidad de vida, y transporte decente, dice ¡genial! En cambio, si vives en la Ciudad de México, antes el DeFectuoso, sabes que las tres variables del mismísimo Mefistófeles han sido convocadas a la fiesta. La única variable más o menos incierta es la lluvia, pero ahí si es mejor apagar todo y tomarse una siesta.

TomTom es una empresa dedicada a la movilidad y que vende dispositivos con GPS. El Sistema de Posicionamiento Global utiliza cerca de 20 satélites para triangular la ubicación de un receptor y colocar con mucha precisión un punto en un lugar geográfico. Para poder interactuar de forma adecuada con estos sistemas solemos poner el punto sobre un mapa digital que se va actualizando gracias a Internet o a que se ha descargado la información del mapa con anterioridad.

Al tener la precisión sabemos bien que eso se puede utilizar para conducir y llegar de un punto A a un punto B, en especial con programas como Navegación de Google Maps, Waze (también de Google) u otros. Sin duda a veces sería más conveniente que los conductores de Uber o Yaxi se fijaran menos en el GPS y más en el que les mueve los brazos en la calle. El tema es que nosotros al utilizar estos servicios también estamos, en conjunto, transmitiendo información que agregada puede ser de mucho valor.

Nuevos negocios como Waze dependen de estas dos cosas GPS (que es del Departamento de Defensa de Estados Unidos, pero lo ofrece gratuito a los civiles) e Internet. Similar a esto sistemas como TomTom y otros pueden saber en dónde están los vehículos y en especial si avanzan, a qué velocidad, o si simplemente se encuentran detenidos. Al juntar una masa crítica es que podemos tener los colores rojo intensos en Google Maps o los múltiples autos en la burbuja de pensamiento en Waze.

PUBLICIDAD

Ahora, al agregarse estos datos sabemos dónde somos lentos, cuando somos lentos, en qué puntos somos menos eficientes y cuánto tiempo de nuestra vida se nos va sentados tras el volante o de menos sentados en el congestionamiento vial. Bien lo dice @LBallesterosM, hay que entender que el espacio en la Ciudad es finito y que los horarios y la forma en la que nos movemos no es eficiente. Me parece bien que, aunque sea a la mala aprendamos, pero no aprendemos del todo, la solución está en nuestra educación, aunque dejemos mucho en impuestos, no la va a traer el gobierno.

Los datos de TomTom son vituperables. Además de un claro incremento en el nivel de congestionamiento del 2013 a la fecha, este refleja que el año pasado estuvimos en el vehículo 59 minutos más de lo que debería de ser. Eso es un total de 227 horas, lo que traducido a humano quiere decir: cerca de 9 días y medio en un año, si leyeron bien: más de una semana laborable, esa semana de vacaciones que nunca logramos pelear. Los miércoles jueves y viernes durante la hora pico, hacemos el doble o más tiempo que el que debería de ser.

Fuente: tomtom.com

Sí, no te detengas, sigue llorando, estas cifras son para llorar, y no incluyen lo que 5 millones de vehículos generando gases efecto invernadero, porque no es el doble, sino mucho más por el estado en el que se encuentran las unidades. A eso tenemos que agregar que todo sucede en un espacio de tiempo en el que todos respiramos los escapes de los demás, los vehículos que nos rodean y bueno si eres ciclista, peatón o carriola, ni les cuento. Dos veces al día nos metemos a una caja de petri de emisiones contaminantes.

Educarnos, respetarnos como peatones, niños en carriolas, usuarios de transporte público, ciclistas, motociclistas, taxistas, transportistas y conductores es indispensable. Pronto habrá vehículos autónomos, al menos esos se comunican más entre ellos que nosotros con una luz direccional que pocos utilizan y un claxon que parece más San Judas, que su función para evitar colisiones. Los vehículos autónomos pueden aprovechar mejor el espacio, porque no buscan tener peleas de egos para ver quien se le mete a quién, sino que su programación debe buscar la eficiencia en el transporte urbano.

Las megaciudades seguirán creciendo, más de la mitad de la población del planeta tierra se concentra en puntos urbanos. La automatización del transporte público y privado, así como la diversidad de medios de transporte que eficienticen la movilidad serán clave para mejorar la calidad de vida de la gente en estas urbes. A este tema hay que sumarle el de la vivienda y el de los recursos primarios tan importantes como lo es la disponibilidad de agua corriente, pero para ese todavía no tengo algo como un GPS.

El viernes 18 de noviembre del 2016 no fue puente, pero se llevó el premio al día con mayor congestionamiento en la ciudad. Pero para prevenir les dejo la siguiente tabla para que se preparen con los puentes que se vienen este año:

  • Lunes 20 de marzo, el día oficial es el 21 de marzo, conmemoración del natalicio de Benito Juárez, pero se festejará el 20 para dar puente.
  • Jueves y viernes santos (13 y 14 de abril).
  • Lunes 1 de mayo, por el Día del Trabajo.
  • Viernes 5 de mayo, Conmemoración de la Batalla de Puebla.
  • Lunes 15 de mayo, Día del Maestro.
  • Lunes 20 de noviembre, para recordar el 107 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.
  • Lunes 25 de diciembre, con motivo de la Navidad.
  • Lunes 1 de enero de 2018, por el Año Nuevo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

“Ojo por ojo” entre México y EU, el plan B si falla el TLCAN: Guajardo
Por

El secretario de Economía señaló que imponer aranceles a los insumos es "darte un balazo en el pie", ya que no serás com...