EFE.- Un juez procesó a Lidy Alejandra Sandoval, hija del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval (2011-2017), por el mismo caso de corrupción que su padre, informó este miércoles la Fiscalía General de la República (FGR).

La hija del exmandatario fue imputada por “su probable responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, detalló el Ministerio Público en un comunicado.

Lidy Alejandra Sandoval fue arrestada el pasado 6 de junio en Nuevo León junto a su padre, que llevaba tiempo prófugo de la justicia.

Lee también: Capturan por lavado de dinero a Roberto Sandoval, exgobernador de Nayarit

En la primera audiencia inicial, el juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Nayarit no vinculó a proceso a la hija del exmandatario, pero la Fiscalía presentó un recurso de apelación y finalmente fue procesada.

“La hoy vinculada es probable responsable del delito mencionado, por la presunta adquisición de tres inmuebles durante el periodo de 2009 a 2017”, concluyó el Ministerio Público en su comunicado.

Por su parte, Roberto Sandoval, quien fuera gobernador con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue procesado el pasado 12 de junio y desde entonces permanece en prisión preventiva.

No te pierdas: Riviera Nayarit: La máxima expresión para los deportes de lujo

A Sandoval se le acusa de un desfalco en el Fondo de Inversión y Reinversión para la Creación y Apoyo de Empresas Sociales del Estado de Nayarit.

Según la Fiscalía estatal, al exgobernador lo podrían sentenciar a hasta 20 años de cárcel, inhabilitación para cargos públicos y una sanción de reparación del daño de unos 20 millones de pesos.

El 28 de febrero del año pasado, el entonces secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Roberto Sandoval de recibir sobornos del crimen organizado.

Te puede interesar: Giran nueva orden de aprehensión contra exgobernador de Nayarit Roberto Sandoval

Otro funcionario del estado de Nayarit que ya fue condenado por narcotráfico y está preso en Estados Unidos es Édgar Veytia, quien fuera fiscal general de Nayarit durante la Administración de Sandoval.

La Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) acusó a Sandoval y a Veytia de crímenes de lesa humanidad por casos de desapariciones en manos de agentes estatales durante 2017 en Nayarit.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Consejo General INE
INE sanciona a partidos por omisiones al reportar sus gastos de campañas
Por

El órgano electoral sancionó con más de 81 mil pesos al PAN, PRI, PRD, Morena, PT y Fuerza por México.