Para tomar vino no necesitarás ni sacacorchos, ni copas y ahora tampoco compañía. Valle Redondo lanzó al mercado una presentación personal de 330 ml, un poco menos que una lata de refresco, con el fin de acercar esta bebida a población más joven y también de menores recursos.

D-Vino es el nombre de la marca que ofrece tinto y rosado para los bebedores que busquen explorar esta versión en una presentación más asequible, envasada en Tetra Prisma Pak, un envase de cartón, aluminio y polietileno de forma octagonal.

TAMBIÉN LEE: Los mexicanos consumen 50 veces menos vino que los franceses

El consumo de vino en México alcanzó para octubre de este año el litro per cápita, frente a los poco más de 0.75 ml de 2017, de acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivinícola. Este crecimiento es uno de los motivos por los que la empresa que produce vino California, también vendido en cartón en lugar de botella de vidrio, se arriesgó por este segmento.

“Esta presentación personal es un vino muy ligero, muy tranquilo, muy afrutado, en general para toda ocasión, muy refrescante, lo puedes meter al refrigerador, a la hielera, no tienes la bronca de que se rompa, no necesita sacacorchos.

“Creemos que el mercado mexicano está preparado para esta tendencia que no es solo de aquí, en EU ya lleva bastantes años; no en este tamaño pero en medio litro hay muchas marcas, hay muchos buenos productos de California y Washington, hay 20 o 25 etiquetas en esta presentación”, comentó Alejandro Cetto, director de Valle Redondo.

Se trata de dos vinos de bajo contenido alcohólico: 10 grados para el tinto y 8 para el rosado, con sabores principalmente frutales, refirió.

“El tinto es afrutado, tiene (uvas) Merlot, Malbec y tiene también una uva muy característica de la región que se llama Salvador, que le da un color muy intenso”, relató el director de la firma con sede en Aguascalientes.

Según el directivo, California es el vino más consumido en el país, con alrededor de 2.5 millones de litros, el equivalente a unas 370,370 cajas. El consumo per cápita del país implica que se beben entre 115 y 120 millones de litros de esta bebida, de los cuales el 70% es importado, de acuerdo con datos de 2018 de la entonces Sagarpa.

Valle Redondo es también la dueña de marcas como Sonrisa, así como maquiladora de Golden Hills, Selecto, Great Value y Altea, así como la producción de ingredientes. Estos dos últimos suman 40% de las ventas de la empresa, mientras que las bebidas alcohólicas y no alcohólicas les representan un 60%, repartido a mitades a cada sector.

Para este 2019, el directivo estimó que tendrán un crecimiento “marginal” de 4 a 5% en sus ventas totales, que rondan los 1,000 millones de pesos.

“(Estaremos) teniendo una expectativa tampoco muy positiva para el año que entra, esperamos algo similar a esos números”, mencionó.

Vino en botella no es lo mejor

Si bien el vino tradicionalmente se envasa en botella de cristal con corcho para no afectar su sabor, Cetto insistió en que el empaque en cartón lo conserva de manera similar.

“Es un empaque que ha comprobado conservar las características del vino y pues la verdad es que el vino tradicionalmente se consume en vidrio y con corcho porque es un producto milenario, tradicional, que no contaba con otros métodos de envasado cuando sucedía y entonces hay vidrio y con corcho porque era lo que había y no porque sea lo mejor, ¿verdad?”, esgrimió.

Además, defendió que los jóvenes suelen estar más abiertos a las innovaciones, por lo que llamó a los fanáticos del vino a probar con esta presentación.

De acuerdo con Tetra Pak, la firma fabricante del recipiente, así se protege el color y el sabor de la bebida y le da practicidad para su transporte y consumo, incluso directamente del cartón.

 

Siguientes artículos

precios
CRE desregula a Pemex para ventas mayoristas de combustible
Por

Pemex ahora podrá ofrecer descuentos preferenciales a clientes gasolineros que le compren mayor volumen de combustible.