Aquí te digo qué preguntas debes responder a fin de generar un mejor panorama para convertirte en empresario, dueño de negocio o profesionista independiente.

 

Hay muchas razones que hacen que una persona decida (o no) comenzar un emprendimiento de negocios propio. Este artículo te dará claridad panorámica en favor de tomar una decisión tan importante.

 

PUBLICIDAD

1. Seguridad

Tener respaldo es, quizá, la mejor forma de sentirnos seguros al emprender. El respaldo se puede definir como aquello que nos hace sentir esa sensación de solidez frente a cualquier adversidad. Considero que el tema de seguridad se ve impactado en tres aspectos generales.

  • Significativo: Este espacio es lo que sustenta la negociación intrapersonal (ver: “Quieres ser el mejor hombre de negocios“), posiblemente uno de los más importantes para llevar a cabo los precios que se tendrán que pagar en tu negocio o emprendimiento, pues te da la seguridad de sentir que lo que estás haciendo está bien en materia de significados personales. Cuando lo que se emprende no tiene un objetivo bien sustentado en materia de sentido y dirección personal, el riesgo es alto. Los números o las ganancias posibles no siempre tienen un sentido satisfactorio y el abandono genera tentación por convertirse en una vía rápida.
  • Relacional: Somos seres sociales. Sentir soledad en el emprendimiento puede ser un factor determinante para no tomar los riesgos necesarios que nos saquen de la zona de seguridad y nos lleven a mejores puertos.
  • Recursos: Muchas personas creen no tener los recursos suficientes en materia de conocimiento, habilidad o económicos. Esta área es quizá la más proclive a generarnos dificultades en el camino.

 

2. El camino en los tres espacios de seguridad

Responder las siguientes preguntas te podrá generar un mejor panorama para convertirte en empresario, dueño de negocio o profesionista independiente.

  • ¿Lo que quiero me dará más beneficios que sólo lo económico? Si es así y lo que harás tiene el suficiente peso, entonces podrás enfrentar los baches o dificultades del camino.
  • ¿Puedo trabajar por mi cuenta sabiendo que mi emprendimiento es absolutamente mío? Parece una pregunta obvia, pero no lo es. La problemática relacional genera constantemente que quieras y busques asociarte, cuando en realidad no siempre es necesario. Quizá lo que necesites es un equipo de trabajo o apalancamiento de un tercero, pero no debes correr a buscar socios; eso muchas veces es un error causado por el miedo.
  • ¿Qué me hace falta? ¿Cuánto o qué necesito de respaldo en materia de recursos? Conocimientos y habilidades puedes desarrollarlas, y en el peor de los casos, si el camino te hace darte cuenta que no “das el ancho”, apaláncalas con terceras personas que puedan apoyarte. Es importante que distingas que no siempre requieres de dinero, sino de recursos; cuando uno piensa en función de recursos es más fácil abrir los caminos. (Ej. El panorama se ve muy distinto cuando dices necesito 270,000 pesos para los seis meses de renta de lo que necesito, a diferencia de decir: “requiero un espacio de 150 metros cuadrados”, ¿me sigues?) Pensar así te llevará más lejos y no te coartará tu intención mental. En la primera opción te será difícil plantearte posibilidades de apalancamiento, apoyo, préstamo, etcétera. Ese tipo de pensamientos hace constantemente que sesgues todo esfuerzo por comenzar, o consolidar algo a un nivel mayor.

 

3. Áreas que te ayudarán a generar solidez personal en tu emprendimiento

Muchos coaches de negocios y consultores creen que existe una serie de pasos a seguir para realizar un emprendimiento estratégico. Esta visión, que hace pensar en una estructura cuadrada, puede sesgar un poco la forma en la que queremos guiarnos para obtener resultados. Enfrentar esto con una sola metodología es un error constante, y el solicitar apoyo a personas que sólo manejan una sola metodología también lo es (a menos que podamos asegurar que ésa es la metodología que verdaderamente te llevará a obtener resultados favorables). Considero que:

“Utilizar una misma metodología (herramienta/serie de pasos) para enfrentar distintos problemas es como utilizar un martillo para desatornillar.”

No será igual, ni la forma ni el fondo de apoyo, que se le deba dar a una persona que busca crear un concepto nuevo de restaurante, que el apoyo que se le dará a un diseñador industrial que quiere convertirse en profesionista independiente, o querer implementar una metodología de alta estrategia en comunicación para conseguir a un accionista de inversiones superiores que el trabajo para lograr hacer de un negocio exitoso una franquicia.

Tu conocimiento, tu forma de trabajar, tu concepción de negocios, tus habilidades y tu experiencia es única, por lo que tu emprendimiento también lo es. Busca dar los pasos más firmes que puedas, y si te acercas a profesionales en la materia, pide que te expliquen con manzanitas cómo y de qué manera pueden ayudarte, así como su grado de involucramiento con tu proceso. Te darán sólo coaching, o consultoría, son asesores. ¿En que se especializan y cómo te ayudarán a ganar? ¿Imparten talleres a qué nivel? ¿Ofrecen servicios mixtos? Infórmate y ubica ¿Qué requieres? Para emprender y tomar acciones, para invertir tu tiempo, esfuerzo y dinero de manera inteligente, en aquello que te genera una dirección y sentido ¡claros para ti!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Walmart
Walmart, ¿una crisis silenciosa en el paraíso del retail?
Por

 La venta de Vips y Banco Walmart podrían formar parte de una estrategia encaminada a concentrar sus esfuerzos en el neg...