La volatilidad e incertidumbre que existe en los mercados en México tras las elecciones generaría que Banco de México (Banxico) no recorte su tasa de interés de referencia el jueves y la mantenga en 11%, de acuerdo con la entidad financiera UBS. 

“La volatilidad financiera postelectoral justifica cautela monetaria. Esperamos que Banxico se mantenga en espera esta semana. Esperamos que Banxico mantenga las tasas de interés sin cambios en 11% en la reunión de este jueves”, detalló la entidad en un reporte sobre perspectivas económicas de México.

Añadió que la decisión de la Junta de Gobierno de la entidad monetaria “será unánime”, e indicó que antes de las elecciones tenía una “fuerte convicción” de que Banxico retomaría su ciclo de flexibilización en junio con un recorte de 25 puntos base, con el que la tasa interbancaria quedaría en 10.75%.

El reporte, que fue realizado por Rafael de la Fuente, economista en Jefe de UBS para América Latina, señaló también que “sería algo disonante” desde el punto de vista político recortar la tasa este jueves, cuando hace unos días la gobernadora del banco central, Victoria Rodríguez Ceja, recordaba a los inversionistas que Banxico podría intervenir en el mercado de divisas para frenar la volatilidad. 

“Hasta ahora, Banxico ha mostrado gran paciencia al abstenerse de flexibilizar su política monetaria en el ciclo actual, paciencia con la que no siempre hemos estado de acuerdo. No vemos por qué habría prisa por recortar las tasas ahora”, indicó UBS.

La institución financiera añadió también que, incluso, la Reserva Federal (Fed) recientemente dio señales de que no es urgente realizar recortes. 

“Si a esto le sumamos que las elecciones estadounidenses podrían comenzar a pesar sobre los activos mexicanos, creemos que Banxico probablemente se mantendrá en suspenso esta semana. Es probable que la flexibilización se reanude cuando regrese la estabilidad financiera”, destacó. 

Lee: Desaparecen las dudas a la izquierda y empresarios ven aún más confianza y certeza en Claudia Sheinbaum

UBS añadió que “el buen dato” de inflación que se dio también es un motivo por el que Banxico “puede esperar”.

En la primera quincena de junio la inflación avanzó 0.21% respecto al periodo previo, y a tasa anual se ubicó en 4.78%, superior al 4.59% de la segunda quincena de mayo, de acuerdo con la información del Inegi.

Hace unos días, la virtual presidenta Claudia Sheinbaum dijo que “no debe existir miedo e incertidumbre económica”.

“Coincido en que la economía mexicana está muy sólida, hay mucha inversión extranjera”, señaló durante una conferencia de prensa. “Son momentos especiales y se va a ajustar, no hay nerviosismo ni problema. Estamos seguros de la solidez de la economía nacional”, agregó.

Con información de Silvia Rodríguez.

Poco texto y gran información en nuestro X (antes Twitter), ¡síguenos!

 

Siguientes artículos

Pobreza Ciudad de México
Alta desigualdad, una de las trampas que impiden el desarrollo de AL: Cepal
Por

La Cepal identificó cinco factores que propician desigualdad en América Latina y el Caribe: ingresos inequitativos, estr...