El ex titular del banco central estadounidense considera que ya debería ponerse en marcha un programa de ajuste de las condiciones monetarias.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

NUEVA YORK – El ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker ingresó el miércoles al debate acerca del momento en que el banco central estadounidense debería empezar a ajustar su política monetaria ultra laxa, argumentando que los beneficios de la compra de bonos son “limitados y decrecientes”.

Volcker advirtió que los bancos centrales a menudo toman la decisión de remover su programa de estímulo demasiado tarde.

El ex funcionario, que encabezó la agresiva batalla del banco central de Estados Unidos contra la inflación en la década de 1970, dijo que la determinación de ajustar la política monetaria se reduciría totalmente al buen juicio, liderazgo y “estructura institucional” frente a la presión política.

“Aquí y en otros lugares ha habido una fuerte tentación de esperar y ver antes de autorizar el retiro del estímulo y luego proceder hacia la moderación”, dijo Volcker, de 85 años, al Economic Club de Nueva York.

“Muy a menudo el resultado es que se llega demasiado tarde y que no se consigue apreciar los crecientes desequilibrios y presiones inflacionarias que están bien arraigadas”, aseveró.

Bajo la gestión de Ben Bernanke, la Fed seguirá comprando 85,000 millones de dólares en activos cada mes hasta que el mercado laboral mejore y ha prometido mantener las tasas de interés cercanas a cero hasta que el índice de desocupación caiga a alrededor del 6.5%.

El desempleo estadounidense se ubicó en 7.5% del mes pasado.

Puesto que la inflación está bajo la meta oficial y el desempleo ha disminuido desde que la Fed lanzó su tercera ronda de alivio cuantitativo en septiembre del 2012, ahora los inversores especulan ansiosamente sobre el momento en que el banco central empezará a reducir el ritmo de las compras de bonos.

El banco central está efectivamente “actuando como el intermediador financiero más grande del mundo”, dijo Volcker.

“Los riesgos de alentar distorsiones especulativas y el potencial inflacionario del actual enfoque claramente merecen la atención”, declaró, después de que el Economic Club le otorgara un premio al liderazgo.

La semana pasada, Bernanke dijo que estaba “un poco” más preocupado por la estabilidad financiera, incluyendo las burbujas de precios de los activos causadas por el dinero fácil. Pero el presidente de la Fed destacó que se requerían más avances económicos antes de remover las políticas de estímulo.

Volcker agregó que no dudaba de la “capacidad y entendimiento” de Bernanke y de otros importantes funcionarios de la Fed.

Su extenso y por momentos optimista discurso también lamentó la falta de progresos en la regulación financiera, destinada a erradicar las riesgosas operaciones por cuenta propia en los bancos.

 

Siguientes artículos

Recuperación de EU seguirá paso lento y constante: Fitch
Por

Aunque en su mayoría los  recursos han estado desprovistos de sorpresas, la incertidumbre para los que producen los pres...