La automotriz alemana redujo en más de 1,000 millones de dólares sus planes de inversión para el próximo año, en momentos en que enfrenta la crisis empresarial más grande de su historia tras admitir que engañó a los reguladores de Estados Unidos en pruebas de emisiones de sus autos diésel.

 

Reuters

Volkswagen redujo el viernes en 1,000 millones de euros (mde) (1,100 millones de dólares) su plan de inversión para el año próximo, en momentos en que la automotriz alemana debe hacer frente al impacto multimillonario de un escándalo por fraude en las pruebas de emisiones de gases de sus vehículos.

El comité supervisor de la automotriz más grande de Europa dijo que limitaría el gasto en propiedades, plantas y equipamiento a alrededor de 12,000 mde en 2016, 8% menos que su plan previo de unos 13,000 mde.

Volkswagen está enfrentando la crisis empresarial más grande de su historia tras admitir en septiembre que engañó a los reguladores de Estados Unidos en pruebas de emisiones de sus autos diésel. Anteriormente este mes, también reconoció que había exagerado el consumo de combustible en algunos vehículos.

Analistas han señalado que el escándalo podría costarle a la compañía 40,000 millones de euros o más en multas, juicios y reacondicionamiento de los autos.

“Estamos operando en tiempos inciertos y volátiles y estamos respondiendo a esto”, dijo el presidente ejecutivo, Matthias Müller, en un comunicado. “Priorizaremos estrictamente todas las inversiones planeadas (…) Todo lo que no sea absolutamente necesario será cancelado o pospuesto”, añadió.

El recorte en gastos de capital es el primero en VW desde el punto más álgido de la crisis financiera mundial en 2009.

Las acciones preferenciales de VW, que se desplomaron 34% desde que surgió el escándalo, subían 1.55% a 107.30 euros a las 1345 GMT.

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.