Delta Airlines celebró su 11avo vuelo anual de sobrevivientes “Breast Cancer One”, con el cual la aerolínea da inicio a la campaña de recaudación de fondos para la Fundación de Investigación del Cáncer de Mama.


Este miércoles 1 de octubre, un avión de Delta Airlines pintado de rosa voló desde Nueva York hasta la Ciudad de México, con lo cual la aerolínea inició su campaña anual para generar conciencia y fondos en favor de la lucha contra el cáncer de mama.

El vuelo anual “Breast Cancer One” con empleados sobrevivientes de Delta Air Lines busca recaudar fondos para la Fundación de Investigación del Cáncer de Mama (BCRF, por sus siglas en inglés).

Este año se celebra el onceavo vuelo anual de sobrevivientes de Delta, que lleva a más de 140 empleados sobrevivientes de cáncer de mama en el recién pintado avión rosado de Delta y que opera por primera vez una ruta internacional desde Nueva York a la ciudad de México.

“Mientras Delta continúa enfocándose en la expansión en América Latina y el Caribe, estamos orgullosos de mostrar nuestro compromiso con la búsqueda de una cura a escala global”, dijo Sandy Gordon, vicepresidente de Delta para Servicio en Vuelo.

“Nuestros 80,000 empleados en todo el mundo esperan esta campaña cada año y trabajan juntos para encontrar nuevas e innovadoras formas de generar conciencia y recaudar fondos para BCRF. Estamos muy agradecidos a nuestros empleados y clientes por su continua pasión y apoyo para trabajar juntos en la erradicación del cáncer de mama”, agregó.

Los empleados sobrevivientes, junto con líderes de Delta y ejecutivos de BCRF, viajarán desde el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de la ciudad de Nueva York al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Los sobrevivientes serán agasajados y honrados durante un evento en la puerta de salida en Nueva York y un evento en el hangar de Aeroméxico en el Distriro Federal.

Los colegas de Aeroméxico, aerolínea socia de Delta, también participarán en esta experiencia, mostrando el alcance internacional de los esfuerzos para acabar con el cáncer de mama.

Por segundo año consecutivo, clientes de Delta que son sobrevivientes de cáncer de mama o que están actualmente en tratamiento por la enfermedad fueron seleccionados e invitados también a unirse al vuelo.

Los clientes de Delta fueron impulsados a compartir historias en las redes sociales de la aerolínea sobre la persona que les proporcionó apoyo incansable durante su travesía a través del concurso “Unsung Hero”. Como resultado de ello, se eligieron dos clientes y sus héroes anónimos para unirse a los empleados de Delta en el vuelo de este año.

Además del concurso “Unsung Hero”, Delta también llevó a cabo una subasta online SkyMiles Experience, donde tres clientes donaron un total de 263,071 millas que irán directamente hacia BCRF y sus proyectos. Los tres clientes, junto con sus invitados, también serán parte del vuelo y sumarán un total de 10 clientes a bordo.

“Delta ha sido fundamental en el avance de la misión de la Fundación de Investigación del Cáncer de Mama para ponerle fin al cáncer de mama”, dijo Myra Biblowit, presidente de BCRF.

Desde 2005, el apoyo de los empleados de Delta, los clientes y sus familias y amigos ha contribuido con más de 9.2 millones de dólares para BCRF, incluyendo los esfuerzos por 1.3 millones de dólares del año pasado. Las contribuciones de Delta han financiado el trabajo vital de 37 proyectos diferentes de investigación en los últimos años, en la búsqueda de erradicar el cáncer de mama.

 

Siguientes artículos

4 negocios brillantes que también ayudan a salvar al mundo
Por

Cuatro emprendedores sociales se disputaron un apoyo de 35,000 dólares, todos tenían en común una estrategia empresarial...