Las economías de América Latina pierden anualmente más de 320,000 millones de dólares a través de evasión fiscal, la cual debe ser combatida con la creación de nuevas instituciones, adviertió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)

“(Se requiere de) una estructura eficaz para enfrentar la evasión fiscal en América Latina y el Caribe, en donde asciende a 320,000 millones de dólares anuales”, reveló Alicia Bárcena, secretaria general de la Cepal.

“Eso significa que 6.3% del producto interno bruto (PIB) se nos está escapando de las economías”, recordó a cancilleres y ministros reunidos durante la inauguración de del 36 período de secciones de la Cepal.

Las naciones de Latinoamérica necesitan de una gobernanza global, la cual les otorgue mayor representatividad a los países para construir una arquitectura financiera, que promueva la estabilidad y suavice los ciclos económicos.

PUBLICIDAD

Barcéna lamentó el bajo crecimiento de la economía mundial y América Latina, una región donde “no se prevé una mejora sustantiva en los próximos”.

El mundo crecía en promedio 5.4% en la década de los años sesenta, en cambio esa cifra alcanza hoy apenas 2.5%, explica la economista de origen mexicano.

“El crecimiento de 2.5% de la economía de Estados Unidos en 2016, y de la Zona Euro a 1.5% no es suficiente para impulsar el consumo y el comercio en todos los mercados”, manifestó.

Agregó que las economías emergentes, especialmente China e India, están creciendo a tasas un poco más elevadas, pero “no han sido capaces de impulsar el crecimiento mundial”.

“Esto obedece a una pérdida de la inversión, productividad, aunado a la desigualdad global que reduce la demanda agregada. Esto quiere decir que la gente dispone de menos recursos, pero al mismo tiempo en el mundo hay más dinero”, sostuvo la secretaria general de la Cepal.

Dijo que hay una abundante liquidez que se deriva en activos financieros concentrados en países desarrollados, pero de nada sirve porque se convierten “en papel” y no se invierte en bienes, servicios ni innovación.

“Asistimos con asombro del aumento histórico de la desigualdad global, porque hay 62 personas que concentran hoy la riqueza equivalente a 3,500 millones de hombres y mujeres”, comentó.

“Ese número de personas es la mitad de la población mundial”, concluyó Alicia Bárcena.

 

Siguientes artículos

Europa aprueba fusión entre AB InBev y SABMiller
Por

La empresa de origen brasileño y belga tendrá que cumplir la condición de la autoridad europea sobre desprenderse de cas...