Una práctica equivocada por parte de la compañía alemana le podría costar hasta 18,000 millones de dólares en multas, pero el daño a la reputación podría ser más oneroso.

 

Por Joann Muller

Volkswagen AG reveló esta semana que hasta 11 millones de vehículos con motor diesel en todo el mundo podrían verse afectados por el software que supuestamente usó para engañar las pruebas de emisiones de Estados Unidos y dijo que reservaría 6,500 millones de euros (7,270 millones de dólares) en el tercer trimestre para “cubrir las medidas de servicios necesarias y otros esfuerzos para recuperar la confianza de nuestros clientes”.

PUBLICIDAD

La reacción en Europa fue devastadora, las acciones de VW se hundieron casi 15% el martes tras caer 19% el lunes. La prensa alemana estaba horrorizada, y un periódico, Bundesdeutsche Zeitung, dijo: “El ‘Hecho en Alemania’, en el caño”.

En una desafortunada coincidencia, el CEO de VW en Estados Unidos, Michael Horn, tenía la tarea de revelar un nuevo Passat en una conferencia de prensa en Nueva York el lunes. Él no se anduvo con rodeos: “Nuestra empresa fue deshonesta con la (agencia de protección ambiental de EU (EPA por sus siglas en inglés) y la Junta de Recursos del Aire de California, y con todos ustedes y, en mis palabras en alemán, lo hemos arruinado por completo.”

Volkswagen dijo que recortará sus estimaciones de ganancias para 2015 como consecuencia de la crisis. La reserva de 7,000 mdd es ya mucho mayor que la erogación hecha por General Motors para hacer frente a su crisis de seguridad, que terminó la semana pasada cuando GM aceptó una multa de 900 mdd y la supervisión federal, por saltarse la regulación federal de seguridad que implicaba interruptores de encendido defectuosos. En el caso de GM, 124 personas murieron y cientos más resultaron heridas. El costo total para GM es de más de 2,000 mdd, cuando se consideran los acuerdos extrajudiciales con las víctimas en casos civiles y penales.

El escándalo de Volkswagen explotó el viernes, cuando la EPA acusó a Volkswagen de instalar software en cerca de 500,000 autos diesel que los hacía lucir más limpios en las pruebas de lo que lo son en realidad.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha puesto en marcha una investigación criminal y un comité del Congreso tiene previsto celebrar una audiencia para determinar cómo fue que VW logró engañar a los reguladores. En virtud de la Ley de Aire Limpio de Estados Unidos, la compañía podría enfrentar multas de hasta 18,000 mdd.

En un comunicado, VW dijo que el software de control del motor también ha sido instalado en otros vehículos con motor diesel en el grupo Volkswagen, pero, “para la mayoría de estos motores el software no tiene ningún efecto”. Volkswagen posee 11 marcas, entre ellas Porsche, Audi y Skoda.

“Las discrepancias hacen referencia a los vehículos con motores tipo EA 189 motores, e implican a unos 11 millones de vehículos en todo el mundo”, dijo la compañía. “Una desviación notable entre los resultados de pruebas comparativas y el uso real de ruta fue encontrada exclusivamente para este tipo de motor. Volkswagen está trabajando intensamente para eliminar estas desviaciones a través de medidas técnicas.”

 

Siguientes artículos

Maxcom prevé ahorrar 100 mdp por reestructura
Por

La firma dijo que seguirá con su plan de reestructuración, el cual está enfocado en su posición como un participante del...