Debido a que el presidente ejecutivo de Seat, James Muir  no ha logrado obtener ganancias para la marca desde 2009, la empresa automotriz dio a conocer que el jefe de marketing Juergen Stackmann ocupará el cargo directivo de la división española.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

BERLIN – El grupo alemán Volkswagen anunció el lunes que “reemplazará al jefe de su marca española Seat, en una sugerencia de que la mayor fabricante de autos de Europa está cada vez más impaciente con las constantes pérdidas de la división”.

“El presidente ejecutivo de Seat, James Muir, que no ha logrado conseguir ganancias para la marca desde que asumió el cargo en el 2009, será sustituido por el jefe de márketing del grupo Volkswagen, Juergen Stackmann, a partir del 1 de mayo”,  dijo la compañía en un comunicado.

Volkswagen no entregó razones sobre su decisión y solamente dijo que Muir había ayudado a reestructurar Seat y que asumiría un nuevo rol en el grupo. El portavoz Markus Schlesag declinó entregar detalles.

“Volkswagen jamás hará dinero con Seat”, dijo Ferdinand Dudenhoeffer, jefe del Centro de Investigación Automotriz en la Universidad de Duisburg-Essen. “Es una marca redundante y Volkswagen está cada vez más descontento con las cosas, pero sacar al presidente ejecutivo no hará a Seat más sólido”, dijo.

Afectado por las fuertes medidas de austeridad en España, donde los registros de autos han estado cayendo por años, Seat es la única de las cinco marcas de autos de pasajeros de Volkswagen que se ha mantenido con pérdidas, de acuerdo a los resultados del 2012 del grupo alemán publicados el 14 de marzo.

Volkswagen, que adquirió Seat en 1986 para elevar su exposición al mercado de España que por entonces era de rápido crecimiento, ha estado intentando por años superar las pérdidas causadas por la baja capacidad de uso de la principal planta de su división española en Martorell.

A fines del 2011, Volkswagen trasladó a la planta española la producción del auto compacto Suv de la lujosa división Audi.

Las medidas para recortar costos, una serie de nuevos modelos y el lanzamiento de vehículos Seat en China ayudaron a reducir las pérdidas de la división en casi un tercio el año pasado a 156 millones de euros.

El presidente financiero de Volkswagen, Dieter Poetsch, ha dicho que “la marca podría retornar al reporte de ganancias este año”. El ejecutivo se retractó ligeramente el mes pasado, cuando dijo a la publicación Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung que “seguía sin estar claro si Seat podrá volver a reportar utilidades en el 2013”.

 

Siguientes artículos

Autoridades ‘frenan’ a Grupo México en adquisición de GAP
Por

Grupo México no podrá realizar más adquisiciones de acciones del Grupo Aeroportuario del Pacífico.   Grupo Aeroport...