Los inversores se replegaron en respuesta al desplome de los precios del petróleo y nuevos datos decepcionantes de China.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Las acciones estadounidenses cayeron con fuerza el viernes, con el índice S&P 500 registrando su peor desempeño semanal desde mayo del 2012, mientras los inversores se replegaron en respuesta al desplome de los precios del petróleo y nuevos datos decepcionantes de China.

La caída del petróleo ha resaltado las preocupaciones sobre la demanda global, y los inversores no quisieron luchar contra la presión bajista del mercado, que se aceleró en los últimos minutos de operaciones, a una semana de que el S&P 500 tocara su máximo histórico.

El S&P 500 tuvo una baja semanal de un 3.5% tras siete semanas consecutivas de ganancias.

El sector energético del S&P perdió un 2.2% en el día. Ha retrocedido un 16.5% en el año, siendo el de peor desempeño en los 10 grupos del S&P.

Los componentes del Dow Jones Exxon Mobil  y Chevron Corp tocaron mínimos de 52 semanas luego que el crudo en Estados Unidos perforara la marca de 58 dólares por barril -mínimos de cinco años-, ante expectativas de una menor demanda de energía a nivel mundial.

El promedio industrial Dow Jones cayó 315,51 puntos, o un 1.79%, a 17.280,83; mientras que el S&P 500 perdió 33 puntos, o un 1.62%, a 2.002,33. En tanto, el Nasdaq Composite retrocedió 54.57 puntos, o un 1.16%, a 4.653,60.

Datos decepcionantes que sugirieron que la economía China se desaceleró en noviembre presionó al sector materiales, que perdió un 2.9%, siendo el de peor desempeño en el día del S&P.

La baja de los precios del petróleo y la debilidad económica en China eclipsaron un sólido dato de confianza del consumidor estadounidense, que alcanzó un máximo de ocho años.

 

Siguientes artículos

Fitch rebaja calificación soberana de Francia
Por

La consolidación fiscal y los niveles de deuda pública son un reto para la economía francesa según afirma la calificador...