Comer, bañarte, ir a trabajar, acudir a la escuela, subir y bajar son actividades que llevas a cabo todos los días casi de manera automática y sin percibirlas, pero te has detenido a pensar ¿Qué pasaría si no pudieras hacerlo con tanta facilidad?

Ernesto Rodríguez, investigador originario de Monterrey, Nuevo León, tuvo que enfrentarse a este cuestionamiento cuando poco antes de jubilarse su padre, quién había dedicado toda su vida a trabajar y cuidar a su familia, empezó a presentar dificultad para mover sus brazos y caminar, coartando así gran parte de sus actividades cotidianas. Este problema desbocó en dos cirugías mayores, gastos de más de 17 mil dólares y dos mil horas de terapia física para mejorar parcialmente su movilidad.

Las circunstancias llevaron a Ernesto a embarcarse en una búsqueda de soluciones para ayudar a su padre a través de su área de experiencia: la robótica. Tras varias investigaciones encontró que existen caminos tales como la rehabilitación, que no soluciona el problema en su totalidad -debido a que la recuperación de las capacidades físicas no es siempre completa y la persona requiere de apoyo para movilidad adicional-, para ese apoyo extra existen tecnologías que ayudan en la asistencia de movimiento conocidas como exoesqueletos, que son trajes electromecánicos que proporcionan asistencia durante el movimiento; sin embargo para tener acceso a estas opciones se requiere de una inversión de entre 67 mil y 125 mil dólares.

Fue esta situación la que impulsó a Ernesto a fundar WeaRobot, una compañía que busca democratizar el acceso a los exoesqueletos al hacerlos 46 veces más baratos a las opciones actuales y que además de ser más económicos, están mejor adaptados a las necesidades particulares; al ser modulares, y estar adecuados a cada individuo. La tecnología funciona a partir señales cerebrales y musculares para determinar el instante en el que las articulaciones del cuerpo requieren de fuerza.

PUBLICIDAD

Acceso a financiamiento y competencia global

A través de diferentes plataformas WeaRobot ha conseguido financiamiento para sus etapas iniciales, y ahora tras tres años de actividades Ernesto está compitiendo a nivel global por una parte de la bolsa de un millón de dólares que se otorga a través de la iniciativa The Venture de Chivas Regal, la cual busca a los emprendedores sociales más destacados del mundo para forjar un futuro mejor para las próximas generaciones.

Durante cinco semanas de votaciones Ernesto estará compitiendo por conseguir una parte de los primeros 250 mil dólares, y en julio en una final global competirá por obtener una parte de los 750 mil dólares restantes. De conseguir estos fondos WeaRobot arrancará un estudio clínico con 20 pacientes para evaluar los beneficios de su tecnología comparados con una solución comercializada actualmente. Adicionalmente, le permitirá afinar su tecnología a una versión comercial lista para producción masiva.

La pérdida de movilidad no es un problema aislado que afecta únicamente a la población de la tercera edad, cualquiera que sufra alguna lesión medular o eventos cardiovasculares se puede enfrentar a esta condición. Se sabe que actualmente los problemas de pérdida de movilidad afectan a 19.9 millones de personas en el mundo que tienen limitaciones de movilidad de la parte superior del cuerpo, mientras que 30.6 millones sufren de pérdida de movilidad en sus piernas. 70 millones de personas en el mundo utilizan silla de ruedas.

Para apoyar a que WeaRobot logre su objetivo vota por Ernesto en: theventu.re/TheVent12 

 

Siguientes artículos

3 historias de ingenio digital Made in Mexico
Por

Novedosos dispositivos; marcas de ropa; empresas de tecnología, México cuenta con emprendedores que hallaron en lo digit...