DW.- La activista climática adolescente Greta Thunberg regresa al resort de esquí suizo de Davos para el Foro Económico Mundial 2020 con un mensaje fuerte y claro: poner fin a la “locura” de los combustibles fósiles.

El mensaje de Thunberg está dirigido, entre otros, al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien en el pasado se ha burlado de la activista ambiental sueca, diciendo que tiene un “problema de manejo de la ira”. Trump, quien se encuentra entre los escépticos más prominentes del cambio climático, regresará a Davos después de faltar en 2019 debido al cierre temporal del Gobierno estadounidense.

Es la primera vez que Trump y Thunberg estarían presentes en el mismo evento desde la cumbre del cambio climático de las Naciones Unidas del año pasado en Nueva York, donde se pudo ver a la adolescente mirando al presidente de Estados Unidos mientras los dos se cruzaban brevemente.

TAMBIÉN LEE: Greta Thunberg no está sola, estos son los adolescentes que tomarán Davos

Más tarde, Thunberg, nombrada Persona del Año 2019 por la revista Time, le dijo a la BBC que “no habría perdido su tiempo” hablando con Trump sobre la crisis climática en el evento de la ONU. “Honestamente, no creo que hubiera dicho nada porque obviamente él no está escuchando a científicos y expertos, entonces, ¿por qué me escucharía a mí?”, dijo.

“Estado de emergencia”

Thunberg, que el año pasado dijo a los participantes de Davos que “nuestra casa está en llamas”, encontró, sin embargo, apoyo entre los organizadores del Foro Económico Mundial, incluido su fundador, Klaus Schwab, de 81 años, quien dijo que el mundo se enfrenta a “un estado de emergencia.”

“No queremos llegar al punto de inflexión de la irreversibilidad en el cambio climático”, dijo Schwab a periodistas el pasado martes 14 de enero. “No queremos que las próximas generaciones hereden un mundo que se vuelve cada vez más hostil y cada vez menos habitable. Solo pensemos en los incendios forestales en Australia”, expresó.

Un estudio anual de riesgos publicado por el Foro Económico Mundial puso a las amenazas climáticas y medioambientales por encima de los riesgos planteados por las tensiones geopolíticas y los ataques cibernéticos. Es la primera vez que la encuesta encontró que los cinco principales riesgos a largo plazo eran todos ambientales, desde fenómenos meteorológicos extremos hasta empresas y Gobiernos que no mitigaban ni se adaptaban al cambio climático.

El capitalismo de las partes interesadas

La sostenibilidad es el tema principal en la reunión de Davos de este año, que tiene lugar en un momento en que el mundo está lidiando con el calentamiento global que amenaza con empeorar debido a las crecientes divisiones entre las naciones y las empresas sobre cómo abordarlo.

La reunión, en la que participarán más de 50 jefes de Estado y de Gobierno, incluida la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, busca dar un significado concreto al “capitalismo de las partes interesadas”, un concepto en el que las empresas deben servir a los intereses de toda la sociedad en lugar de sus accionistas.

TAMBIÉN LEE:

El lucrativo negocio detrás de la activista Greta Thunberg: The Sunday Times

 

“Las empresas ahora deben adoptar plenamente el capitalismo de las partes interesadas, lo que significa no solo maximizar las ganancias, sino también usar sus capacidades y recursos en cooperación con los Gobiernos y la sociedad civil para abordar los temas clave de esta década”, dijo Schwab. “Tienen que contribuir activamente a un mundo más cohesionado y sostenible”, agregó.

Un encuentro más verde

La cita anual, que celebra su aniversario de oro este año, a menudo ha sido criticada por su propia huella de carbono, principalmente debido a los líderes que vuelan en sus aviones privados.

Ahora, el Foro Económico Mundial promociona que la reunión de este año será una de las cumbres internacionales más sostenibles jamás celebradas. Promete comprar créditos de carbono para compensar vuelos, utilizar más vehículos eléctricos y ofrecer alimentos de origen local.

“Es algo que nos tomamos muy en serio”, dijo a la prensa Adrian Monck, director gerente del Foro Económico Mundial. “No hay nada peor que una organización que identifica un riesgo y no hace nada al respecto”. La organización planea lanzar un esquema utilizando fondos públicos y privados para plantar 1 billón de árboles hasta fines de esta década.

Tensiones geopolíticas

La cumbre, que se desarrolla del 21 al 24 de enero, también se enfocará en temas como guerras comerciales mundiales, desigualdad, niveles récord de deuda y tensiones geopolíticas en el Medio Oriente.

Si bien se espera que los líderes clave de Irak, la Autoridad Palestina, Pakistán y Afganistán asistan al evento, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, no estará presente ya queTeherán lidia con las protestas tras el derribo de un avión de pasajeros ucraniano.

La cancelación de Zarif también se produce en el contexto de las crecientes tensiones en el Medio Oriente desde que los ataques aéreos estadounidenses mataron a Qassem Soleimani, un importante general iraní, a principios de mes.

Davos 2020, en números:

  • Unos 3.000 participantes de casi 120 países.
  • Uno de cada cuatro participantes es una mujer.
  • 53 jefes de Estado y de Gobierno.
  • Cerca de 1.700 líderes empresariales, incluidos presidentes ejecutivos de 8 de las 10 empresas más valiosas del mundo.
  • Más de 350 sesiones y talleres.
  • El 88% de los automóviles utilizados por el Foro Económico Mundial son eléctricos o híbridos.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Activan alerta amarilla por heladas en 10 alcaldías de CDMX
Por

El organismo precisó que las demarcaciones en las que se prevé el descenso, de entre cuatro y seis grados centígrados, s...