Desde hace varios años, Escocia ha impulsado la popularización del whisky en las cocinas de todo el mundo con tan buen resultado que hoy, esta industria ha hecho de este licor una de las tendencias gourmet preferidas por los más reconocidos chefs.

Ahora bien, cocinar con whisky no es algo que pueda hacerse sin pensarse. El whisky es una bebida con alto contenido alcohólico y en muchos casos se somete a largos periodos de envejecimiento, lo cual le añade aún más complejidad. Hay whiskies más ligeros, intensos, afrutados, cremosos, especiados, cargados de sensaciones a frutos secos o más o menos ahumados. Por lo tanto, la combinación con distintos platos y recetas no es infinita.

Cocinar es un proceso químico en que los aromas y paladares se unen para conseguir la mejor tesitura de los platillos a incorporarse, por eso, antes de cocinar debemos elegir el whisky que usaremos y los ingredientes con los que lo combinaremos.

¿Con qué se puede cocinar un single malt como The Glenlivet Founder’s Reserve? Nada mejor que enriquecer una salsa con este cálido y robusto whisky que tiene un suave tono dorado, aroma a cítricos, un acabado suave, cremoso y largo. Intenta con una salsa BBQ aromatizada con éste licor y cubre un lomo a la parrilla para que lo compruebes.

PUBLICIDAD

Otra idea es combinar media taza de mantequilla blanda con dos cucharadas de The Glenlivet Founder’s Reserve y una de azúcar. Unta esta deliciosa mezcla sobre pan tostado o usa sin azúcar para barnizar un pollo al horno, ¡te sorprenderá el brillo que adquiere!

Tres recetas a probar

1. Manzanas salteadas
Esta fruta se impregnará del sabor del destilado y quedará dorada y brillante, ideal tanto como para un postre, como para una ensalada o un risotto lleno de sabor.

2. Cerdo delicioso
Si haces cerdo al horno, cúbrelo de whisky con un brocha y retoca ocasionalmente para dar un atractivo color y sabor.

Cuando se calienta, el alcohol desaparece, esto es positivo, pero los aromas se evaporan y ya no es tan bueno. Cuando se prepara una salsa, si el whisky es añadido al principio, desaparece, por lo que hay que añadirlo siempre al final y a fuego lento. Puede ser necesario añadir unas gotas antes de servirlo para resaltar los aromas.

3. Trufa de whisky
Mezcla una parte de chocolate oscuro derretido con una de crema de leche caliente y agrega un poco de whisky. Deja enfriar y forma pequeñas bolitas con los dedos, que luego cubrirás de cacao en polvo.

Otro modo de conservar los aromas es dejar el pescado o la carne marinar en whiskey, antes de cocinarlos, o rociar con whiskey un pastel al salir del horno.

 

Siguientes artículos

‘Soy Usuario’, herramienta para denuncias en servicios de telecomunicaciones
Por

La herramienta en esta primera etapa permitirá a los consumidores recibir una respuesta ágil y certera a sus inconformid...