Aunque no tiene planes concretos de desprenderse de su popular sitio de videos de comedia, Ferrell estudia el valor de valor potencial que representa, en caso de que alguien toque a su puerta.

 

Por Dorothy Pomerantz

 

PUBLICIDAD

El sitio web de videos de comedia de Will Ferrell, Funny or Die, ha contratado a Moelis & Co. para investigar la posibilidad de una venta. De acuerdo con Bloomberg, el CEO de Funny or Die. Dick Glover, dijo a los empleados que los ejecutivos no están tratando de vender la empresa, pero después de recibir varias ofertas no solicitadas “pensamos que era prudente involucrar a algunos expertos para ayudarnos a evaluar la situación”. El precio reportado se encuentra en el rango de los 100 y los 300 millones de dólares (mdd).

Las grandes cadenas televisivas están peleando por hacerse de lo que se conoce como redes de múltiples canales (o MCNs), sitios web que agregan videos de diferentes creadores. Maker, el mayor MCN, que alberga a los famosos de YouTube como PewDiePie y Epic Rap Battles, fue vendida a Disney a principios de este año por 500 millones. Ese precio realmente podría subir a 950 mdd si Maker alcanza ciertos objetivos. Luego, Peter Chernin y AT&T pagaron unos 200 mdd por Fullscreen, que tiene a los Fine Bros y a Shane Dawson. En septiembre escribí sobre cinco MCNs más que pronto podría estar sobre la mesa. Desde entonces, los inversionistas han comprado acciones mayoritarias en dos de ellas: Stylehaul y Whistle Sports.

“Es parte de una tendencia continua en la que las grandes cadenas buscan hacerse de alguna vertical lucrativa”, dice Peter Csathy, CEO de Manett Digital Media.

Csathy dice que Funny or Die es una propiedad particularmente valiosa porque el segmento del humor está relativamente libre. Empresas como Maker y Fullscreen tienen sus canales de comedia, pero también tienen muchos canales de comentarios de videojuegos, de tutoriales y de estilo de vida.

Funny or Die es sólo comedia, todo el tiempo. Fundada en 2007 por Ferrell, su socio de producción Adam McKay y Chris Henchy, el sitio saltó a la fama con el video viral The Landlord, protagonizado por la hija de dos años de edad de McKay como una casera infernal que acosa a Ferrell para que pague la renta. El video ya ha sido visto más de 85 millones de veces.

The Landlord sentó las bases para otros videos con celebridades que hacen cosas divertidas en su tiempo libre. Algunos de los otros grandes éxitos del sitio incluyen a Captain Planet, el superhéroe demente de Don Cheadle, y una parodia de True Detective llamada Tiny Detectives protagonizada por Ellen Page y Kate Mara.

Pero, por mucho, el mayor éxito en el sitio es Between Two Ferns, el programa de entrevistas falso de Zach Galifianakis con aire de progama de cable local. El show es conducido por un grosero Galifianakis que entrevista torpemente a una celebridad. Muchos de los episodios se han convertido en clásicos virales (como este de los Oscar) y Galifianakis se anotó un éxito sin precedentes cuando el presidente Obama decidió utilizar Between Two Ferns para lanzar su programa de cuidado de salud para jóvenes.

Aunque no hay una versión oficial de quién es exactamente quien está buscando comprar la compañía, Csathy dice que sería un gran negocio para cualquier gran empresa de medios. Cada vez se produce y consume más entretenimiento en línea, por lo que las gigantescas cadenas siempre están en busca de un punto de apoyo en la red y la forma más fácil de hacerlo es simplemente comprar una empresa ya existente. Es por eso que Disney gastó tanto en Maker. La casa del ratón puede utilizar la empresa para promover sus productos o crear versiones en línea de su vasta biblioteca de propiedad intelectual y aprovechar el talento que hace Maker para crear nuevos programas y películas.

Time Warner ya cuenta con una inversión en Funny or Die y con el rechazo de la oferta de 80,000 mdd hecha por de News Corp para la compra de la compañía, hay mucha presión sobre su CEO Jeff Bewkes para encontrar formas de impulsar el precio de las acciones de la empresa. La compra de Funny or Die podría ayudar a la compañía a crecer en una dirección totalmente nueva.

Funny or Die ya ha comenzado su ramificación exitosa más allá de Internet. La serie Drunk History, donde gente borracha cuenta episodios verdaderos de la historia, mientras que actores profesionales recrean sus versiones confusas, comenzó como una serie web exitosa en Funny or Die y ahora es un espectáculo en el canal Comedy Central. Luego está el Oddball festival, un evento de comedia en vivo que recorre el país en el verano y cuenta con estrellas como Sarah Silverman y Louis CK. Con el respaldo financiero de una gran empresa de medios, los cerebros detrás de Funny or Die podrían llevar la marca a nuevos niveles.

“Hay una oportunidad aquí para tomar la masa crítica y expandirse más allá de eso”, dice Csathy. “Una gran empresa de medios podría realmente ampliar la definición de lo que significa divertido.”

 

Siguientes artículos

‘Interstellar’ y la reinvención de Matthew McConaughey
Por

Para llegar a ser el más deseado de Hollywood tuvo que hacer una pausa en su carrera y olvidarse de las comedias románti...