Por Oscar González Escárcega*

En la región latinoamericana existen muchas mujeres empresarias con problemáticas comunes, que suelen enfrentar retos de manera aislada. Este es el diagnóstico de Valeria Rodríguez Colina, quien preside la Women Presidents Organization (WPO) en sus tres capítulos en México.

Con este panorama, Valeria Rodríguez revela que su intención es expandirse en la región para facilitar a estas mujeres su crecimiento empresarial, mejorar su competitividad y promover su seguridad económica.

“Hay una intención mayor de abrir otros capítulos en la región. Nuestra idea es expandirnos, pero como toda ONG, lo que necesitamos es apoyo de empresas. Existen muchísimas mujeres empresarias en Latinoamérica y queremos contactarlas”, revela la presidenta de la WPO Capítulo México.

La WPO es una organización de mujeres empresarias alrededor del mundo con sede en Nueva York, integrada por 140 capítulos en países tan diversos como Arabia Saudita, Estados Unidos, Perú, Turquía, Malasia y México; la organización reúne a más de 2,000 empresarias.

La presidenta del Capítulo México asegura que su modelo es muy exitoso al estar basado en el aprendizaje entre pares. “Yo como presidenta no impongo una agenda con algo que se me ocurre, ésta se da en función de las necesidades y los retos que ellas mismas están viviendo. Ese tema práctico y la votación de los casos que se trabajan y resuelven en cada sesión, es una riqueza colectiva que caracteriza a la WPO”.

Hay tres dimensiones centrales que diferencian a la WPO de otras organizaciones:  la personal, la familiar y la empresarial. “Lo que sucede en cualquiera de esas dimensiones impacta necesariamente en la empresa. No se puede dividir a una empresaria, es una unidad; por otro lado, tú haces negocios con la gente que confías. En las reuniones se ponen sobre la mesa los desafíos que están viviendo las empresarias”.

Valeria Rodríguez Colina preside la Women Presidents Organization (WPO) en sus tres capítulos en México.

Casi el 70% de las empresarias afirman que pertenecer a la WPO ha servido para crecer su empresa, asegura Valeria Rodríguez. “En estas reuniones, los negocios y las relaciones fluyen de manera natural y no forzadas”.

La presidenta de WPO en México Valeria Rodríguez, reitera que los temas personal y familiar son primordiales y advierte un grado de soledad en las mujeres empresarias. “Es lo que escucho en las reuniones mensuales que realizamos. En éstas se comparten experiencias por situaciones muy similares”.

También puedes leer: Las mujeres siguen ganando menos en el mundo del entretenimiento

Los retos y desafíos que enfrentan las mujeres empresarias de cualquier parte del mundo son los mismos con solo algunas diferencias políticas o coyunturales. “A manera personal puedo decir que nos enfrentamos a cambios dolorosos en todo el mundo, debemos ser muy innovadoras y creativas sobre todo en la manera en que vemos nuestros negocios. Debemos salir de nuestra zona de confort, lo cual nos exige reinventarnos, mirar hacia otros mercados, por ejemplo, inventar otros productos y servicios; todas estamos enfrentando el cambio tecnológico, el tema de recursos humanos, el tema de conciliación familia; esos son los retos y desafíos”.

Reitera que las miradas complementarias dan mucho valor y les ayudan a reconocer que no siempre se tiene la razón. “Cuando uno busca en otras miradas, que tienen experiencia en giros e industrias distintos entre diferencias generacionales o regionales, todo se potencializa y se vuelve complementario”.

Otro gran desafío al que se enfrentan las mujeres empresarias es el generacional. El promedio de edad en México de las integrantes de la WPO es de 40 años y provienen de regiones de México tan diversas como Oaxaca o Aguascalientes.

Por ejemplo, cuando fue el boom de los millennials, “vimos que no nos quedaba otra que no imponer. Ellos vienen con otro chip, entonces observamos que lo mejor era escuchar, darles espacio, motivarlos y hacerlos sentir escuchados y con ello logramos grandes cosas”.

WPO tiene tres años de vida en México y 20 años a nivel global con 140 capítulos. El requisito para pertenecer a esta organización es que las interesadas sean directoras generales, CEO’s de sus empresas y que facturen más de un millón de dólares anuales.

*El autor es periodista de negocios.

 

Siguientes artículos

El futuro es femenino: participa en Cartier Women’s Iniciative
Por

Como parte de la competencia anual que busca reconocer los emprendimientos femeninos con un ADN de cambio y crecimiento...