Tras ser confirmada como candidata al Senado por el PRD, Xóchitl Gálvez, jefa delegacional de Miguel Hidalgo, anunció que dejará su cargo el último día de febrero.

Toda vez que al inicio de su gestión prometió terminarla y no “saltar” a otra posición, Gálvez ofreció una disculpa a los vecinos de la delegación; además, había asegurado que si no cumplía su promesa, vendería su departamento ubicado en Lomas de Chapultepec, valuado en 7 millones de pesos, y donaría los recursos.

La jefa delegacional indicó en entrevista con Radio Fórmula que dará su último informe de gobierno el 27 de febrero y que cerrará bien su administración y concluirá diversas obras pendientes; incluso, señaló que estará al pendiente de la delegación después de que salga de la jefatura.

Por otro lado, comentó que aunque estaba feliz en el cargo, se queda con impotencia de que hay casos de corrupción para los que no llega un castigo.

“Algo esta mal en las leyes que impide que se pueda hacer justicia”, expresó.