Pese a la renuncia de Larry Summers como candidato, el presidente de EU barajaría otros nombres para suceder a Bernanke en la Reserva Federal. Conoce quiénes son.

 

 

Después de que Larry Summers renunciara a ser candidato para la presidencia de la Reserva Federal de (Fed) de Estados Unidos, Janet Yellen, actual vicepresidenta del banco central, sería la favorita para ocupar la silla que dejará Ben Bernanke en enero.

PUBLICIDAD

Pero Barack Obama podría barajar otros nombres antes de decidirse finalmente, si es que lo hace, por Yellen, considerada por académicos y analistas como la candidata idónea para retirar paulatinamente el programa de estímulo monetario que la Fed instrumentó desde 2008.

Pero ella tiene solamente un punto en contra: no ha sido colaboradora cercana de Obama, por lo que el presidente puede estar considerando otros nombres, como Tim Geither, Donald Kohn y Stanley Fischer.

 

¿Por qué declinó Summers?

El, hasta hace poco, favorito del presidente Obama para ocupar el máximo puesto de la Fed a partir de enero de 2014, Lawrence Summers, se bajó inesperadamente de la contienda. En una carta remitida a la Casa Blanca, el ex secretario del Tesoro y asesor económico del presidente alegó que “cualquier proceso de confirmación en el Congreso sería complicado para mí y no redundaría en el interés de la Reserva Federal”. Los principales opositores a su nombramiento eran precisamente senadores demócratas, por lo que hubiera sido necesario buscar respaldo de republicanos.

El también ex presidente de la Universidad de Harvard es señalado como uno de los principales artífices de la desregulación financiera en la década pasada, que desembocó en la más grave crisis mundial vista desde la década de los treinta.

Pero, ¿qué hizo precisamente Summers para que sea constantemente desautorizado por la opinión pública?

  • En la década de los 90, fue uno de los promotores de la derogación de la Ley Glass-Steagall, vigente después del crack de Wall Street de 1929, que separaba a la banca de depósitos de la de inversión, y obstaculizó también la regulación del mercado de derivados.
  • Se dice que ganó 20 millones de dólares como asesor de un fondo que precisamente utilizaba derivados.
  • En 2005, Raghuram Rajan, economista del Fondo Monetario Internacional, advirtió en la reunión anual de banqueros centrales de Jackson Hole que el mecanismo de incentivos en los mercados podía poner en riesgo a la economía mundial. Larry Summers le reclamó entonces que estaba criticando el cambio en el sistema financiero y quería regularlo.

En su defensa, puede decirse que cuando fue subsecretario del Tesoro durante el mandato de Bill Clinton, fue el principal negociador con México para acordar el préstamo que otorgó Estados Unidos al país durante la crisis del peso.

 

Yellen, la ‘paloma’

La actual vicepresidenta de la Fed es considerada como “la niña con buenas calificaciones” debido a su trayectoria, indica Guillermo Barba, analista financiero y comentarista para diversos medios.

“Ya fue presidenta de la Fed de San Francisco y hoy es vicepresidenta y miembro del comité de Gobernadores de la Reserva Federal. Su reputación es impecable a la hora de revisar sus proyecciones económicas, que han sido las más acertadas hasta ahora. La veo, además, como el miembro más ‘dovish’ entre los ‘dovish'”.

Precisamente por su sobrenombre, ‘Dove’ (paloma), se le conoce a Yellen por una postura más proclive a atacar el desempleo que la inflación, y también fue impulsora del programa de estímulo monetario, instrumentado por Ben Bernanke.

“Janet Yellen destaca por tener una postura de política monetaria acomodaticia al contrario de Summers, quien asegura que la compra de bonos no tiene un impacto real en la economía, por lo que su renuncia fue bien recibida por los mercados”, indicó el banco Ve por Más en un análisis.

Su punto en contra es que no es conocida fuera de la Fed y tampoco ha sido colaboradora cercana del presidente, considera Guillermo Barba.

 

¿A quién más podría elegir?

Aunque Yellen se posiciona como la principal candidata, Obama estaría considerando otros nombres, más cercanos a su círculo de colaboradores.

“No veo espacio para una nominación fuera del círculo político de Obama, por la sencilla razón  de que la tendencia mundial es tener en los bancos centrales a un titular afín a los intereses político-económicos de quien ostenta el poder público”, explica Barba.

Otros posibles candidatos son:

Timothy Geithner. Ex secretario del Tesoro de junio de 2009 a enero de 2013. Encabezó el programa para rescatar el sistema financiero de Estados Unidos tras estallar la crisis en septiembre de 2008. Es considerado uno de los colaboradores más cercanos de Obama, aunque éste declinó permanecer en su puesto para el segundo mandato del presidente. Diversos reportes indican que Geithner no estaría interesado en el puesto, aunque no le sería desconocido; de 2003 a 2009 fue presidente de la Fed de Nueva York.

Donald Kohn. Aunque desde 2010 se retiró de la Fed, Obama también estaría considerando a Kohn, reconocido economista que fue vicepresidente de la Fed de 2006 a 2010, relevado precisamente por Janet Yellen. Kohn ha escrito varios libros sobre política monetaria que han sido referencia para bancos centrales de otros países. El día de su retiro, Ben Bernanke dijo que “la Fed y el país tienen una enorme deuda de gratitud con Don Kohn”. Su nominación encontraría menos resistencia de los demócratas en el Senado.

Stanley Fischer. En una de las reuniones anuales de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming, se dice que Ben Bernanke comentó: “¿Saben qué tenemos todos los que estamos aquí en común? Todos tuvimos de asesor de tesis a Stan Fischer. El actual gobernador del Banco de Israel, pero con ciudadanía estadounidense, tiene credenciales de sobra: es profesor y doctor en Economía por el MIT, trabajó en el Banco Mundial y fue subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Aunque es la opción menos probable para Obama, el mandato de Fischer en Israel concluye el próximo enero, justo cuando empezará el del nuevo presidente de la Fed, sea quien sea.

 

 

Siguientes artículos

El tequila vence a la crisis en las fiestas patrias
Por

Pese a una economía en recesión y al alza en precios de productos de consumo masivo, en las celebraciones de Independenc...