Antes de que estallara la crisis de 2008, la Reserva Federal de EU recortó siete veces las tasas de interés ante la recesión que se avecinaba. Mañana, 16 de diciembre, puede ocurrir el primer aumento histórico. Te presentamos 24 momentos clave que ocurrieron en ocho años.

 

El próximo 16 de diciembre puede ser la fecha en que pueda decirse, oficialmente, que Estados Unidos ha superado la crisis económica en la que llevaba sumergida desde 2008.

La Reserva Federal (Fed) de EU se reunirá desde hoy hasta mañana (miércoles) y dará su decisión de política monetaria, en la que se prevé que subirá las tasas de interés de referencia, luego de mantenerlas en mínimos históricos por siete años.

PUBLICIDAD

Estos tipos de interés, que hasta ahora se mantienen entre 0.0 y 0.25%, fueron una de las medidas extraordinarias para estimular la economía más poderosa del mundo y sacarla de la recesión más profunda en lo que va de este siglo. La decisión de la Fed, presidida por Janet Yellen, influirá en los mercados globales, que ya estaban acostumbrados a este respaldo, por lo que el banco central tendrá que actuar con cautela al anunciar el incremento y en cómo lo hace

“El alza en las tasas es histórica, no sólo por el tiempo en que se mantuvo en mínimos, sino también por las nuevas estrategias que se implementarán de retiro de liquidez en los mercados financieros”, señala CI Banco en un análisis.

El camino para regresar a la normalidad no ha sido sencillo. Antes, la Fed tuvo que lanzar tres rondas de inyección de liquidez (los programas de compra de bonos), esperar señales más contundentes de recuperación en la actividad económica y en el empleo, y soportar la volatilidad internacional, que más de una vez retrasó su decisión. No se descarta que haya más turbulencias en los mercados a fin de año y en 2016.

“Esto sugiere que los inversionistas deberían adoptar un enfoque más selectivo, con énfasis en las áreas del mercado que pueden resistir o incluso beneficiarse de un aumento gradual de las tasas”, indica Russ Koesterich, director administrativo y estratega principal de Inversiones Globales de BlackRock, en un análisis publicado el pasado 9 de diciembre.

El mercado prevé que el primer movimiento sea un alza de 25 puntos base, para que las tasas se sitúen entre 0.25 y 0.50%.

“Creemos que la presidenta de la Fed va a salir con un tono bastante tenue, en el sentido de que sí hay mejoras en el mercado laboral de Estados Unidos, que se ha apretado, pero todavía quedan riesgos, sobre todo en el tema de inflación, porque en los últimos días el precio de petróleo ha caído, el dólar se ha apreciado y aún no se ve claro que se consolide la meta de inflación de la Reserva Federal hacia 2%”, dijo Marco Oviedo, economista en jefe para México de Barclays.

 

Caída y aumento de tasas

Solamente en 2008, la Fed redujo ocho veces la tasa de interés, que en enero estaba en 4.25%. Para que vuelvan al mismo nivel aún falta mucho. Te presentamos 24 momentos clave en los últimos ocho años en el camino de la Fed.

 

2008

22 de enero. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed decidió recortar 75 puntos base la tasa de interés para dejarla en 3.5%. Los temores por una inminente recesión en Estados Unidos obligaron al banco central a actuar.

Era la primera vez que la Fed recortaba tasas luego de 2001, poco tiempo después de los ataques a las Torres Gemelas del 11 de septiembre.

30 de enero. La Fed volvió a recortar las tasas de interés, dejándolas en 3%.

“Los mercados financieros se mantienen bajo una tensión considerable, y el crédito se ha endurecido aún más para algunas empresas y hogares”, decía el comunicado de la Fed, que aseguraba que bajaba las tasas para “promover un crecimiento moderado y mitigar los riesgos para la actividad económica”.

18 de marzo. La incertidumbre sobre el estado de la economía estadounidense crecía y la Fed tuvo que sacar las tijeras de nuevo. Redujo la tasa de referencia 75 puntos base hasta dejarla en 2.25%.

“La información reciente indica que las perspectivas para la actividad económica se han debilitado aún más. El crecimiento en el gasto del consumidor se ha desacelerado y el mercado laboral permanece holgado”, decía la Fed en el comunicado, que hacía más evidente su preocupación.

30 de abril. “El gasto de los hogares y las empresas sigue bajo y el mercado laboral se ha holgado aún más”, indicaba la Fed en su comunicado y recortaba de nuevo la tasa de interés, para dejarla en 2.0%.

En esta ocasión, sólo dos miembros de la junta se opusieron a bajar de nuevo los tipos (Richard Fisher y Charles Plosser), pero el estado de alarma ya se había instalado en el banco central.

16 de septiembre. Un día antes, el Banco Lehman Brothers se declaró en bancarrota, que detonó la crisis financiera y económica de la que el mundo aún no se recupera. La junta de la Fed decidió mantener su tasa en 2%, pero lo peor apenas empezaba.

08 de octubre. La Fed anunció otro recorte a los tipos de interés para dejarlos en 1.5%. El pánico financiero ya se había extendido a todo el mundo. Ese mismo día, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo (BCE), el Banco Central de Suecia y el Banco Nacional Suizo también bajaron sus tasas.

“Datos económicos recientes sugieren que el ritmo de la actividad económica se ha desacelerado notablemente en los últimos meses. Por otra parte, la intensificación de las turbulencias en los mercados financieros ejerce presiones adicionales en el gasto, reduciendo aún más la capacidad de los hogares y las empresas para obtener crédito”, decía la Fed en su comunicado.

29 de octubre. Otro recorte de la Fed, esta vez de 50 puntos base para dejarla en 1%. Esta decisión fue unánime, es decir, ningún miembro de la junta votó en contra.

4 de noviembre. Barack Obama gana las elecciones para presidente de Estados Unidos. En su discurso de victoria dice que el país enfrenta “la peor crisis financiera desde hace un siglo” y asegura que no puede haber un Wall Street próspero “si los comercios sufren”.

25 de noviembre. Como medida de emergencia, la Fed, presidida por Ben Bernanke, anunció un programa de compra de bonos respaldados en hipotecas por 600,000 millones de dólares. A esta medida extraordinaria se le conoció como estímulo cuantitativo (Quantitative Easing), y tenía el objetivo de “reducir el costo y aumentar la disponibilidad de crédito en el mercado inmobiliario” y mejorar las condiciones de los mercados en general.

16 de diciembre. “Desde la última reunión del Comité, las condiciones del mercado de trabajo se han deteriorado y los datos disponibles indican que el gasto del consumidor, la inversión empresarial y la producción industrial han disminuido. Los mercados financieros se mantienen muy tensos y el crédito escasea. En general, las perspectivas para la actividad económica se ha debilitado aún más”, decía con resignación la Reserva Federal en su comunicado.

En aquella junta, el Comité decidió hacer un último recorte a las tasas y dejarlas en un rango de entre 0.0% y 0.25%, como se mantienen hasta hoy.

 

2009

26 de marzo. El Departamento de Comercio de EU informa que el PIB cayó 6.3% sólo en el cuarto trimestre de 2008. Para todo el año, la economía creció 1.1%.

 

2010

26 de marzo. El PIB de EU cayó 2.4% en todo 2009, de acuerdo con cifras del Departamento de Comercio.

3 de noviembre. La Reserva Federal de EU anuncia un nuevo programa de compra de bonos de 75,000 mdd mensuales hasta marzo de 2011. A esa fase se le llamó QE2.

 

2012

13 de septiembre. La Fed anunció otra ronda de expansión monetaria: esta vez el programa sería de 85,000 mdd mensuales; éste sería el ‘QE3’ o el ‘QE Forever’, porque se extendió todo 2013. En el comunicado de esta decisión, la Reserva Federal dijo que mantendría las tasas de interés en mínimos históricos “hasta mediados de 2015”.

 

2013

09 de octubre. Janet Yellen fue nominada para suceder a Ben Bernanke en la presidencia de la Fed.

18 de diciembre. Ben Bernanke anuncia el fin del QE. A partir de enero, la Fed reduce 10,000 mdd el programa de compra de bonos cada mes hasta removerlo completamente. El banco central toma esta decisión con base en “la mejora de la actividad económica y del mercado laboral”.

 

2014

3 de febrero. Janet Yellen toma posesión como la primera mujer en presidir la junta de la Reserva Federal de EU.

17 de septiembre. Una vez finalizado el QE, la Fed dice que las tasas deben permanecer bajas “por un tiempo considerable” y los mercados festejan la decisión; el índice Dow Jones cierra por primera vez por encima de los 17,200 puntos.

17 de diciembre. Pero apenas tres meses después, la Fed dice que si hay un progreso más rápido del empleo y de la inflación, el alza de la tasa objetivo puede ocurrir antes de lo previsto.

 

2015

17 de junio. La Fed dice que considerará subir las tasas de interés una vez que la inflación llegue al 2% y el mercado laboral se estabilice.

24 de agosto. Las bolsas de valores de todo el mundo sufrieron un ‘lunes negro’ por las preocupaciones sobre la economía china, cuyos mercados de Shanghai y Hong Kong cayeron 8.4% y 7.8%, respectivamente.

17 de septiembre. Los mercados consideran que en esta junta la Fed puede anunciar la primer alza de tasas, pero el banco central decide mantenerlas en el mismo nivel. Janet Yellen dice en conferencia de prensa que la incertidumbre económica global, encabezada por China, y la baja inflación registrada en Estados Unidos, se mantienen como factores de riesgo.

24 de septiembre. Janet Yellen dice en una conferencia en la Universidad de Massachusetts que sigue en pie el plan de subir los tipos de interés este año, y afirma que las perspectivas para la economía de Estados Unidos “aparecen en general sólidas”.

2 de diciembre. La presidenta de la Fed dijo en una conferencia en el Economic Club de Washington que esperaba “con ansias” el aumento de tasas en Estados Unidos. Los datos de la economía más poderosa del mundo comenzaron a mostrar una recuperación sólida.

 

Con información de Arturo Solís

 

Siguientes artículos

El latinoamericano más rico en Estados Unidos
Por

Es tal vez uno de los pocos amigos de Donald Trump que hablan español. Tiene una fortuna de 3,800 mdd y nos cuenta cómo...