La 89ª entrega de los premios Óscar está próxima a realizarse. Éste es el tiempo en el que los cinéfilos comienzan a hacer sus propios análisis sobre las películas nominadas y emiten sus predicciones sobre cuál será el filme que ganará uno de los reconocimientos más preciados de la industria cinematográfica. 

Una de las favoritas y con récord de nominaciones es “La La Land”, un musical romántico que tuvo un costo de producción de alrededor de 30 millones de dólares y ha recaudado aproximadamente 250 millones de dólares en todo el mundo. El director comentó que la idea de la historia surgió cuando él estaba en la universidad y pasaron casi 10 años después para poder plasmarla en la pantalla.

Sabemos que el proceso para llevar a cabo una película no es sencillo, pues, aunque el cine, es una las industrias más rentables, se necesita una gran inversión para lanzar un proyecto.

Estas grandes inversiones siempre se enfrentan a diversos riesgos y debido a esto, el sector asegurador tiene varios años creando productos especializados para proteger a esta industria a través de los seguros cinematográficos.

PUBLICIDAD

Estos seguros cubren principalmente el robo de bienes en los sets de filmación, suspensiones de rodaje, responsabilidad civil, enfermedad, accidente o fallecimiento de los actores, vestuario (algunos son muy caros), postproducción, entre otros.

Imaginemos que, durante la post-producción de una película, se produzca un error en la edición y sea necesario volver a grabar una escena clave; sin embargo, el actor principal no puede presentarse por enfermedad y la grabación se retrasa ocasionando gastos adicionales. El seguro entra en función y protege a la producción contra estos gastos.

Los costos de este tipo de seguros dependen de diversos factores, como el género de la película, debido a que no es el mismo riesgo que se tiene cuando se graba una de acción que una romántica; pero aproximadamente equivale entre el 2 y 3% del presupuesto del filme.

Uno de los casos actuales más sonados fue la reclamación del seguro por más de 50 millones de dólares que hizo Disney por el fallecimiento de la actriz Carrie Fisher, ya que la protagonista de las películas de Star Wars iba a interpretar a la princesa Leia en dos películas más.

Sin duda, en la actualidad se puede asegurar casi todo y las producciones de cine no son la excepción. Esto nos muestra como los seguros son fundamentales en cualquier actividad empresarial, pues sin este tipo de productos, no se hubieran podido realizar grandes producciones que han dejado huella en la historia del cine.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: 4p.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Aeropuerto de Panamá ganó 89 mdd en 2016
Por

El total de pasajeros aumentó 9.7% en 2016, mientras que las operaciones de carga crecieron 13%, revelaron las autoridad...