La salud no es sólo la ausencia de enfermedad; es también el bienestar en lo físico, psicológico y social, y con más de 61 millones de mujeres en México, el tema es relevante.

 

En este mes se festeja el Día Internacional de la Mujer, y aunque solamente lo festejamos un día, a todos nos hace pensar un poco más en la situación de las mujeres en el mundo, y en esta ocasión quisiera contarte un poco sobre la situación de salud que vivimos las mujeres en el país y en el planeta.

Se calcula que el porcentaje de mujeres en México es de 51.2%, es decir, más de 61 millones. En el mundo hay más de 3,000 millones.

Entre las situaciones de mayor importancia en nuestro país y en el mundo con respecto a la salud de las mujeres está la salud reproductiva, es decir, el acceso a la información sobre anticoncepción y métodos anticonceptivos, así como la relativa a cuidados durante el embarazo y el parto. Este tema abarca un tercio de los problemas de salud femenina, y actualmente hay en el planeta 222 millones de mujeres sin acceso a servicios de anticoncepción.

Probablemente, tú o tus conocidas no tengan gran dificultad al hablar sobre anticoncepción, o solicitar un método para planificar una familia, pero la realidad es que un alto porcentaje de mujeres en nuestro país se enfrentan a grandes dificultades en este ámbito. Y aunque en la década de los sesenta el promedio era de 6 hijos por mujer y actualmente es de 2, en el 2015 solamente el 70% de las mujeres en edad fértil utilizan algún método anticonceptivo. Es decir que aún falta un 30 % de mujeres que pueden acceder a esto, y de este porcentaje la mayoría son mujeres indígenas, adolecentes, sin escolaridad y que viven en zonas rurales.

Esto nos lleva a pensar sobre la gran cantidad de embarazos adolescentes que hay en nuestro país y en el mundo. Cada año, alrededor de 13 millones de mujeres menores de 20 años se convierten en madres. En el periodo del 2007 al 2011 en México, casi un 1% de los embarazos que se registraron correspondía a mujeres de 10 a 14 años de edad, y esto no solamente tendrá como resultado madres adolescentes, sino que también afecta la salud de los bebés y las nuevas mamás. México ha desarrollado una Estrategia para Prevenir Embarazos Adolescentes, con la cual se buscará reducir éstos en un 50% para el 2030, además de eliminar los embarazos en mujeres menores de 14 años. Habrá que seguirle la pista para ver resultados.

Además, del tema de la salud reproductiva hay que tener en cuenta que el cáncer de mama y cérvico-uterino son los que más vidas cobran en nuestro país y en el mundo, y la mayoría de las veces es por retraso en la detección y falta de prevención. Es importante realizarse revisiones programadas para estar seguras de que no hay algo mal, y en caso de haberlo, detectarlo y tratarlo tempranamente.

El VIH y las enfermedades de transmisión sexual son una cuestión de gran importancia en la salud de las mujeres del mundo, ya que la enfermedad de transmisión sexual más común es el VPH (virus del papiloma humano), que puede ser responsable del desarrollo del cáncer cérvico-uterino, y algunas otras afecciones como sífilis y gonorrea aún son responsables de miles de muertes fetales en países en vías de desarrollo, siendo todas estas prevenibles con adecuada información y educación.

Otro tema de salud que afecta a las mujeres de todo el mundo y de nuestro país es la violencia. Según informes de la OMS, una de cada 3 mujeres menores de 50 años ha sufrido violencia física o sexual por parte de sus pareja, o del tipo que afecta su salud mental a largo plazo. Esto es prevenible también, con educación correcta y dándole a las mujeres la confianza de hablar sobre el tema con sus médicos o especialistas en salud mental.

La salud, como lo he descrito ya en este espacio, no es sólo la ausencia de enfermedad; es también el bienestar total en los ámbitos físico, psicológico y social, y aunque vamos avanzando en el mundo y en el país en este tema, aún hay muchísimas mujeres que no se pueden calificar como saludables, por distintas situaciones.

Este mes, te invito a reflexionar sobre tu salud, la de tu madre, tus hermanas, tu pareja, tus amigas o tus hijas. ¿Algo de lo anterior te suena familiar? ¿Te has revisado últimamente? ¿Cuántas mujeres conoces que no se están cuidando lo suficiente? ¿Qué puedes hacer tú?

Aún hay mucho por hacer; no se vale detenernos.

¡Hasta la próxima!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

“No podemos aceptar ultimátums”: MVS a Aristegui
Por

MVS negó esta noche la invitación de Carmen Aristegui  para instaurar el diálogo entre la firma y su equipo de periodist...