Rosario Robles, mujer ambiciosa, inteligente, rodeada de escándalos, criticada por muchos y detractora de otros. Siempre la primera, la primera jefa de Gobierno del Distrito Federal, la primera proveniente de un partido de izquierda en un gabinete priista, la primera ex secretaria de estado en estar en prisión preventiva por indebido ejercicio del servicio público.

Su carrera política inició en la década de los ochenta, cuando en la UNAM su liderazgo estudiantil buscaba la destitución del entonces rector Guillermo Soberón. Para 1989 y de la mano de Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Robles le dio vida al PRD. Bajo el cobijo de la naciente izquierda logró un escaño en la Cámara de Diputados.

Diez años más tarde, en 1999, de secretaria de Gobierno del Distrito Federal, pasó a ser jefa de Gobierno y fue gracias a la iniciativa de Robles Berlanga que las causales del aborto se ampliaran y esto permitiera a las mujeres decidir sobre su cuerpo. Y, aunque la llamada Ley Robles entró en vigor hasta 2002, la defensa del derecho al aborto la posicionó como una mujer de lucha incansable por los derechos de las mujeres.

Los altibajos en su carrera política iniciaron en 2004, cuando ella al frente del PRD y AMLO como jefe de gobierno, la opinión pública se enfrentó con una cara de la corrupción desde la izquierda que parecía inverosímil: el video-escándalo que expuso a Bejarano (en ese momento particular de López Obrador y a Carlos Ahumada, entonces pareja de Rosario Robles) y sus ligas.

El total rompimiento con sus vínculos políticos llegó cuando en 2012 decidió apoyar abiertamente la campaña de Enrique Peña Nieto, entonces aspirante a la presidencia de México. Ese apoyo, fue tan bien recibido, que le ganó un espacio en el gabinete presidencial de Peña ya como presidente de la República.

Al frente de la Sedesol e iniciando el sexenio, iniciaron juntos la Cruzada Nacional contra el Hambre, reconociendo que somos un país con una endeble seguridad alimentaria. Rosario Robles encabezó una Secretaría en la que los comedores comunitarios, Prospera, los programas de empleo temporal y los programas sociales bajaban a la población con estructuras piramidales y organización territorial. Desplegó alianzas importantes con INEA, el Instituto Nacional de Educación para los Adultos para que cada promotor de Prospera también fuera un promotor de la alfabetización, pues de la mano se había lanzado la Campaña Nacional de Alfabetización y Abatimiento al Rezago Educativo.

En los comedores comunitarios se instalaron círculos de estudio y programas de fomento a la lectura y en alianza con el DIF, se abrieron comedores escolares con desayunos en frío y almuerzos con comida caliente.

En su gestión para Desarrollo Social, trabajó transversalmente con la Cancillería y se fortaleció el programa 3×1 para Migrantes en los que se impulsó la construcción de obras de infraestructura para las comunidades mexicanas expulsoras de migrantes. Ya en la SEDATU, los programas de recuperación y rehabilitación de espacios públicos incorporaron una perspectiva de género muy interesante y desarrolló un programa de títulos de propiedad para dar certeza a jefas de familia.

¿Y la estafa maestra? Seguramente ocurrió en paralelo, seguramente la permitió por sentirse intocable, seguramente jamás imaginó que 15 años después sus enemigos políticos podrían utilizarla como en su momento se utilizó a La Quina, a Jorge Serrano Limón, a Florence Cassez y a Elba Esther Gordillo.

Ojalá que su proceso sirva realmente de parteaguas de transparencia y anticorrupción en México, y no sea un chivo expiatorio más, de esos que ya tenemos muchos en la historia de nuestro país.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ArleneRU

Linkedin: Arlene Ramírez-Uresti

Google+: Arlene Ramírez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

AMLO: Primer año de hiper liderazgo disruptivo
Por

Es pronto para evaluar con cierta objetividad lo que la 4T lleva de camino, pero hay elementos para visualizar que el se...