En los próximos meses habremos de confirmar o no nuestras previsiones sobre Estados Unidos, pero si son correctas, bien habrán valido la pena todas las acciones de autodefensa financiera que ya se estén tomando.

 

Cada mes, la Reserva Federal de Nueva York (FedNY) publica su Encuesta de Expectativas del Consumidor (EEC) en tres grandes categorías: inflación, mercado laboral y finanzas de los hogares. La EEC contiene una visión sobre cómo esperan los consumidores que se comportarán en el tiempo los precios de los alimentos, gas, vivienda, educación y la atención médica. También da una perspectiva sobre el empleo, el crecimiento de sus ingresos, gasto y acceso al crédito.

Según el más reciente reporte de la FedNY, durante abril “las expectativas de crecimiento medio del gasto de los hogares retrocedieron significativamente con respecto al mes anterior”. Por su parte, las previsiones de inflación a un año cayeron a 2.7%, y a tres años se incrementaron a 3.0%. Asimismo, las esperanzas de crecimiento de los ingresos se mantuvieron casi sin cambios.

PUBLICIDAD

Lo que más llama la atención de estas cifras es que mientras se mantiene la fe en que el aumento del consumo será la salvación de la economía y el camino para la sólida “recuperación” estadounidense, la realidad es que se observa una constante caída de lo que las familias creen que gastarán en el futuro.

Esto viene aparejado a los débiles datos económicos que se han presentado durante los pasados seis meses, lo que anticipa que –como hemos sostenido en este espacio–, la economía de nuestros vecinos del norte no está en buena forma. Coincidencia o no, lo cierto es que los estadounidenses no tienen ánimos de gastar más.

En el fondo, esto puede implicar varias cosas, pero entre ellas está que la tan pronosticada alza de tasas de interés se seguiría posponiendo por parte del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal. Asimismo, que una nueva recesión de ese país, y global, está cada vez más cerca.

Admitimos que en esta opinión, como en muchas otras, somos minoritarios. Sin embargo, entre los analistas que coinciden con nuestra visión está Mike Mish Shedlock, autor del blog Global Economic Analysis. De hecho, para Mish la recesión estadounidense podría ya haber comenzado si es que las proyecciones se confirman en los términos de la EEC. Mish elaboró un gráfico más detallado que los publicados por la FedNY con las cifras mensuales (ver abajo). En él se aprecia desde el tercer trimestre del año pasado una clara tendencia a la baja por parte de las citadas expectativas de crecimiento medio del gasto de los hogares.

En los próximos meses habremos de confirmar o no nuestras previsiones, pero si son correctas, bien habrán valido la pena todas las acciones de autodefensa financiera que ya se estén tomando.

Memo-Household Spending Projections 2015-05-11

 

Contacto:

Correo: inteligenciafinanciera[email protected]

Twitter: @memobarba

Facebook: Inteligencia Financiera Global

Blog: Inteligencia Financiera Global

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Tienes menos de 30? estos son los seguros que necesitas
Por

Un cuarto de la población mexicana está conformada por jóvenes entre los 15 y 29 años, uno de los segmentos de la poblac...