La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, reiteró que esperar demasiado tiempo para elevar las tasas de interés podría obligar a que más adelante se apliquen ajustes que generarían una recesión a la economía estadounidense, por lo que dijo que  apropiado subir los tipos el próximo 15 de marzo.

Se dijo confiada en que el juicio de la Fed sobre la retirada gradual de su postura acomodaticia “probablemente sea apropiada”, y que a menos que los acontecimientos imprevistos afecten las perspectivas económicas, este proceso de reducción no será tan lento como lo fue durante los últimos dos años.

“Nos damos cuenta de que esperar demasiado tiempo para reducir parte de nuestro apoyo podría potencialmente exigir que subamos las tasas rápidamente en algún momento del camino, lo que a su vez podría arriesgarse a interrumpir los mercados financieros y empujar a la economía a la recesión”, dijo durante su discurso en el Club de Ejecutivos de Chicago.

Explicó que realizar un mayor ajuste de los tipos de interés, requiere que el empleo y la inflación siguieran evolucionando en línea con las expectativas, lo cual evaluarán durante su reunión del 14 y 15 de marzo.

PUBLICIDAD

La presidenta de la Fed también indicó que dado el fortalecimiento del mercado laboral y el crecimiento de la inflación, que acerca los precios hacia el objetivo del banco central, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) estima que será necesario elevar sus tasas en 75 puntos básicos a largo de este año.

Esto dijo Yellen hace unas semanas: Esperar demasiado sería imprudente

“En general, las perspectivas para más crecimiento económico moderado parecen alentadoras, particularmente porque los riesgos que emanan del exterior parecen haber retrocedido un poco”, agregó.

Cabe recordar que en 10 años la Fed sólo ha incrementado en un par de ocasiones sus tasas de interés, y los comentarios de Yellen dan señales de que parece encaminarse hacia un endurecimiento de su política monetaria, en la que incluso consideraría realizar tres ajustes este año para ubicar sus tasas en 1.5% al cierre de 2017.

Los tipos de interés en EU están actualmente entre 0.50% y 0.75%, después de la subida aplicada en diciembre de 2016.

En los últimos días, funcionarios de la Fed, entre ellos Yellen, han mostrado de manera agresiva su postura a favor de aumentar sus tasas tan pronto como este 15 de marzo, cuando se anuncie su más reciente política monetaria, y ante esto los mercados esperan atentos las señales que confirmen un alza inminente.

En este sentido, los mercados han recabado los mensajes de varios miembros del banco central estadounidense, como el de William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, que dijo a CNN que ya hay argumentos “mucho más convincentes” para subir los tipos.

O bien de John Williams, de la Fed de San Francisco –que no tiene derecho a voto este año–, quien asegura que la economía cuenta con empleo pleno y la inflación avanza hacia su objetivo, por lo que “personalmente” no ve la necesidad de retrasar el alza y considera “seriamente” que sea en la reunión de marzo.

No obstante, uno de los que sorprendió fue el gobernador de la Fed de St. Louis, James Bullard, quien consideró que el banco central debería comenzar a reducir su enorme hoja de balance, que engordó varios billones de dólares durante su batalla contra la crisis financiera, ya que las metas de inflación y desempleo ya están al alcance.

 

Siguientes artículos

Inversión fija bruta cierra 2016 con aumento marginal
Por

Entre enero y diciembre de 2016, la inversión fue de apenas 0.4%