En medio de la preocupación por la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea y por una ralentización de las contrataciones en Estados Unidos, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, remarcó que se actúa con cautela en el aumento de las tasas de interés, esperando a que mejore el panorama de su economía, pero también la global, para concretar un alza.

Sin embargo, tras su mensaje, se deja abierta la posibilidad de subir las tasas, pero esa decisión podría tomarse incluso hasta diciembre, mientras no haya señales de mejoría para incrementar los tipos. Así, septiembre y el último mes del año son vistos como los más probables en los que podría darse un aumento.

Previo a la conferencia de prensa, la Fed publicó su comunicado sobre la decisión de política monetaria tras su reunión de dos días, en el que anunció que conserva su tasa interés de referencia en el actual rango de 0.25% a 0.50%, una decisión que los mercados ya daban por descontada.

Lee también: Fed mantiene sus tasas de interés y será así ‘durante un tiempo’

PUBLICIDAD

Sobre la posibilidad de que este año se realicen una o dos subidas de tasas, Yellen mencionó que el comité no discute sobre cuántos aumentos realizará o debe realizar este año o el próximo; sin embargo, el comunicado de la entidad apuntó que aún se tienen contempladas dos alzas del tipo este año, pero se esperará hasta que el mercado laboral se fortalezca tras una reciente desaceleración.

Además, si bien la media del pronóstico de los 17 miembros del Comité Federal del Mercado Abierto mantienen la expectativa de dos subidas este año, el número de funcionarios que ve una sola alza pasó de uno a seis desde la reunión de marzo.

La banquera central de EU dijo que el referendo de sobre la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea fue uno de los factores que orilló a la entidad a mantener las tasas y que, de concretarse el ‘Brexit’, eso afectaría a la economía de EU.

“Esa es una decisión muy importante para el Reino Unido y para Europa. Es una decisión que podría tener consecuencias para las condiciones económicas y financieras de los mercados mundiales”, agregó.

Los inversionistas y mercados esperaban en esta conferencia pistas acerca de si la Fed elevaría los tipos en su siguiente reunión del 26 y 27 de julio, y esas señales apuntan a que será difícil que ese aumento se produzca pronto. Por su parte, Yellen reiteró que la “normalización de la política monetaria no sigue un curso preestablecido” y se ajustará a la evolución de la economía, ya que estas decisiones ayudan a conseguir objetivos, “no los establece”.

También dijo que los últimos indicadores económicos de Estados Unidos han sido dispares y que el creciente ritmo de mejoría en el mercado laboral se ha desacelerado notablemente, aunque espera que el mercado laboral siga fortaleciéndose en los próximos años.

“Aunque el reciente dato del mercado laboral en general ha sido decepcionante, es importante no sobrerreaccionar a una o dos lecturas mensuales. El comité sigue esperando que el mercado laboral se fortalezca aún más en los próximos años”, puntualizó.

Previsiones

La Fed estimó que Estados Unidos crezca 2% este año, desde el 2.2% que había pronosticado en marzo pasado. También recortó su proyección para 2017 al recortarla desde el 2.1% a 2.0%. Espera que se alcance ese crecimiento en un contexto en el que la evolución económica reciente no es del todo positiva: debilidad de las exportaciones y la inversión, desaceleración en el crecimiento del empleo, una mínima aceleración en los salarios, y un repunte en el gasto del consumidor.

Mantuvo intacto el pronóstico de la tasa de desempleo en 4.7% para este año y 4.6% para 2017.

Prevé una mayor inflación en 2016, al proyectar una tasa de 1.4%, desde el 1.2% que señaló en marzo pasado. Para 2017 se mantuvo sin cambios el pronóstico de 1.9%, y se espera que en 2018 alcance el 2.0%, que aún así se mantendría por debajo del objetivo de dos por ciento.

Asimismo, apuntó que el crecimiento en el gasto de los hogares se ha fortalecido, y que el sector vivienda ha seguido mejorando, aunque la inversión en bienes de equipo de las empresas ha sido suave.

Yellen aseguró que a pesar de que los mercados financieros han recibido presiones del entorno internacional, la percepción de riesgo puede cambiar de manera abrupta, por lo que se seguirá monitoreando el desarrollo de los mercados en todo el mundo.

Los analistas esperan que la Fed suba las tasas al menos una vez este año, ante una mejor perspectiva para el mercado laboral de Estados Unidos y la presión sobre el banco central para que evite que la inflación supere el objetivo del 2%.

Antes de que se diera a conocer el anuncio y las palabras de Yellen, el peso y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) interrumpieron su racha de cuatro caídas al inicio de las operaciones, debido a que los mercados e inversionistas mostraban menos nerviosismo sobre el ‘Brexit’ -como se le conoce al referendo en el que Reino Unido decidirá la próxima semana si permanece o no en la Unión Europea-.

A las 13:00 horas, el índice IPC de la bolsa, que agrupa a las 37 acciones más líquidas, avanzaba un 0.70% a 44,884.01 puntos. Al concluir el anuncio, se encontraba en 45,028.01 unidades, un 1.03% de avance.

 

Siguientes artículos

comercio-exterior
Los robots manufactureros terminarán con el boom de los emergentes
Por

Las nuevas tecnologías, como la impresión 3D y la robótica avanzada, facilitarán que los fabricantes produzcan sus biene...