El Comité de Inteligencia del Senado estadounidense confirmó que entrevistará a Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump, sobre sus reuniones con representantes rusos, como parte de la investigación realizada por la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones de 2016 y posibles lazos con la campaña del magnate.

“El alcance de esta investigación llegará a donde conduzca la información de inteligencia”, dijo el presidente del grupo senatorial de trabajo, el republicano Richard Burr, en una comparecencia conjunta con el vicepresidente de esa comisión, el demócrata Mark Warner.

“Llegaremos al fondo de este asunto”, destacó Warner, en una rueda de prensa realizada ayer en el Capitolio de Washington.

De acuerdo con los líderes de dicho comité, el yerno de Trump forma parte de las 20 personas que entrevistarán en privado los senadores la próxima semana en relación a este caso, aunque el nombre de Kushner es el único que ha trascendido públicamente y es el primer personaje del círculo cercano al presidente que será interrogado por la supuesta interferencia rusa en las elecciones del 8 de noviembre.

PUBLICIDAD

La Casa Blanca indicó que Kushner testificará “voluntariamente” sobre sus contactos con funcionarios rusos.

Lee también: Trump premiará a yerno; Congreso lo interrogará por Rusia

En la previa, el gobierno ruso aseguró que el encuentro entre el yerno del presidente estadounidense y representantes del banco estatal de desarrollo ruso Vnesheconombank “fue una reunión de rutina” en la que sólo se habló de negocios y no de política.

Esto luego de que el diario The New York Times diera a conocer que además de la primera reunión de Kushner con el embajador ruso en Washington, Sergey I. Kislyak, se entrevistó también con el titular de un banco estatal de desarrollo, Sergey N. Gorkov, quien se encuentra en una lista de personas sancionadas por EU por la anexión rusa de Crimea y su apoyo a los grupos armados prorrusos de Ucrania.

Kushner, que está casado con la hija del Ivanka Trump, es actualmente uno de los principales asesores de la Presidencia. Antes de su llegada a Washington, manejaba el imperio inmobiliario de su familia, que incluye inversiones desde 2007 en lujosos domicilios como el 666 de la Quinta Avenida –con un valor de 360 mdd– y el Edificio Puck de Manhattan –200 mdd–, considerados las joyas de la corona de los Kushner, que poseen casi 4 millones de metros cuadrados en espacios residenciales, comerciales y de ventas al por menor en seis estados.

Te recomendamos: Entrevista exclusiva con el hombre que puso a Trump en la Casa Blanca

 

Siguientes artículos

Los 5 errores de los medios tradicionales frente a Internet
Por

No, los medios digitales no son una mera extensión de los periódicos o la televisión. Tienen un lenguaje propio y están...