Tener una buena salud no sólo reduce el gasto médico de los individuos, ayuda a que las empresas funcionen mejor. Cuando los miembros de una organización hacen su trabajo con salud física, mental y emocional, se reducen los accidentes y mejora el desempeño general.

 

 

México cuenta con la institución más importante reconocida por las autoridades chinas en materia de ZhiNeng QiGong, una ciencia que estudia la capacidad natural de los seres humanos para mejorar la salud, física , mental y emocional.

PUBLICIDAD

Tras más de 5,000 años de estudio y técnicas ancestrales, esta práctica ha logrado mejorar la calidad de vida de los individuos y, actualmente, con programas corporativos e investigaciones con instituciones públicas promete ser una clave en la mejora de la productividad y rendimiento de trabajadores, atletas y personas en general.

Estas son buenas noticias si se considera que  el 75% de las personas que padecen estrés en México señala el entorno laboral como origen. Un estudio de la Firma Regus señala que el 40% de los empleados mexicanos padecen consecuencias de salud derivadas de este estrés laboral.

 

Los orígenes del  ZhiNeng QiGong

Durante muchos años, China contó con el hospital más grande del mundo que trabajaba sin medicamentos. Existen innumerables casos documentados de personas que acudían a tratar padecimientos diagnosticados como terminales y regresaban a casa con inmejorable salud y una perspectiva nueva de cómo vivir en armonía.

El tratamiento  que seguían no ataca directamente las enfermedades, trabaja con el Qi y los individuos. El Qi se define como la como la fuerza que forma todo en el universo. La técnica de sanación representada y desarrollada en China por el Doctor Ming Pang en los setenta se denomina QiGong , y se refiere a las prácticas diseñadas para  manejar el Qi de manera voluntaria mediante ejercicios específicos.

Derivado de esta  práctica surgió  el ZhiNeng QiGong, el primer sistema de QiGong reconocido como ciencia por las autoridades chinas. En México está representado por Fuerza Integral, una institución formada en el año 2000 por el profesor Carlos Eduardo García Osegueda, que ha instruido en ZhiNeng QiGong a más de 10,500 personas.

 

Un testimonio poderoso

En entrevista con Forbes México, el profesor García Osegueda relata que el suyo es un caso particular, pues su encuentro con el ZhiNeng QiGong se dio en un momento crítico.

En 1999 viajó a China en la búsqueda de tratamiento a base de QiGong, antes había luchado con muchos métodos de medicina contra el estreptococo beta-hemolítico que lo atacó desde muy niño, sin embargo, cuando estaba por cumplir treinta años y después de pasar por difíciles tratamientos en Europa recibió el diagnóstico de que nada había funcionado: su hígado no tenía posibilidades de mejorar, sus suprarrenales no funcionaban y había daño severo en su hígado, corazón, pulmones y huesos.

Hoy, nadie pensaría que Carlos Eduardo pudo haber estado tan mal, su semblante es saludable y por su manera de conducirse en público pareciera que es una persona sin las más mínimas preocupaciones. ¿Qué pasó en China?.

El profesor relata que en durante su entrenamiento en ZhiNeng QiGong asimiló que se trata de una ciencia profunda integral que trabaja con todos los aspectos del individuo. Así, al tener instrucción de los colaboradores más cercanos al doctor Ming Pang, Eduardo no sólo sanó, también adquirió la facultad de transmitir este conocimiento.

En el año 2000 introdujo el ZhiNeng QiGong  en California para después impartir talleres y sesiones privadas en México, de ahí surgió Fuerza Integral, que ahora trabaja en el desarrollo de protocolos de investigación para probar científicamente y con estadísticas el impacto positivo de esta disciplina en la vida de los individuos y en el funcionamiento de las corporaciones.

“Se ha hecho famoso por el impacto claro en la salud del cuerpo de personas que se recuperan aún de enfermedades graves; sin embargo el beneficio es para todos.  Es practicado por personas saludables para mejorar su salud y prevenir enfermedades y por personas del mundo empresarial, que buscan mejorar su capacidad para tomar decisiones, para resolver problemas”, explica.

 

Trabajadores sanos en empresas sanas

García Osegueda relata que investigaciones realizadas en China, en plantas y fábricas industriales, arrojaron que en un periodo de estudio de cinco años, la práctica del ZhiNeng QiGong  redujo en 80% el gasto en salud de los empleados.

“En México estamos empezando a trabajar con la parte empresarial, altos ejecutivos de Femsa y otras instituciones. El beneficio es muy grande porque la gente mejora su calidad de vida, y eso definitivamente se refleja en su productividad en el trabajo , disminuye la rotación de personal, disminuye los accidentes, mejora la comunicación entre los grupos de trabajo, permite a la compañía compartir un lenguaje común que utiliza no nada más para comunicarse, sino también para resolver y atender retos”.

Con la práctica de ZhiNeng QiGong las organizaciones comparten un código común, mejoran las relaciones, el código está basado en armonía, respeto, alegría y honestidad.

“Cuando la gente dedica un tiempo de la jornada a cultivar estos valores, relajarse, limpiar su cuerpo, su mente y emociones para incorporarse a sus labores cotidianas los resultados son extraordinarios, porque mejora mucho su productividad. Dedicar 15 o 20 minutos de la jornada de trabajo a realizar estos ejercicios y aplicar la parte teórica a las actividades que realizamos todos los días, el desempeño general mejora”, afirma Carlos Eduardo García Osegueda.

 

Los planes para México

En los trece años de existencia, Fuerza Integral ha recibido buena respuesta por parte de México y otros países. Entre los planes a futuro destacan proyectos el Instituto Nacional de Cancerología y la Comisión Nacional de Deporte (Conade).

“Hemos tenido un programa de investigación con el Instituto Nacional de Cancerología, dimos el curso para más de 200 pacientes. Se creó un protocolo de investigación para medir la mejoría en la calidad de vida de los pacientes con cáncer”, explica el profesor.

Además de la apertura de centros de práctica fuera de la Ciudad de México, los planes incluyen la creación de una reserva de la Biósfera de carácter privado en el sur de la República donde, en una pequeña parte del terreno pueda instaurarse instaurar el hospital más grande del mundo que trabaje sin medicamentos.

“Queremos que la reserva sea parte del corredor biológico más grande del mundo a través de la institución Pantera. En una pequeña porción de esta reserva queremos instaurar el hospital más grande del mundo que trabaje sin medicamentos, algo muy similar a lo que había en China aprovechando la experiencia y técnicas que se han estudiado y el conocimiento que se adquiere actualmente”.

 

10 claves para entender el ZhiNeng QiGong

1. El ZhiNeng QiGong es una ciencia que se ha desarrollado durante más de cinco mil años de forma ininterrumpida a cargo de mujeres y los hombres sabios que han existido a lo largo de la historia del pueblo chino.

2. Esta ciencia es la única herramienta utilizada en el Centro HuaXia de ZhiNeng QiGong, reconocido como el hospital más grande del mundo que trabajó sin medicamentos en China.

3. La práctica de esta disciplina consiste en entender que el ser humano es capaz de mejorar su salud cuando corrige sus hábitos posturales, de movimiento, de pensamiento y de manejo en sus emociones. Para realizarla se ejecutan ejercicios físicos y mentales muy sencillos, pero de gran nivel de incidencia, que ayudan a incrementar la eficiencia en el funcionamiento del cuerpo y de todas nuestras capacidades incluidas las mentales.

4. Esta herramienta cuenta con un protocolo de validación desarrollado durante más de 20 años por los mejores científicos chinos y de otros países, que incluye experimentación en prácticamente todas las áreas de la ciencia moderna.

5. Esta ciencia está avalada por el Gobierno de China, el Ministerio de Salud Pública y el Buró Nacional de Ciencias, entre otras instituciones de ese país, como la más importante en su tipo.

6. Existen sólo once sistemas de QiGong, autorizados por el Gobierno chino, con base en la documentación histórica y científica que los respaldan. De esta lista el ZhiNeng QiGong ocupa el primer lugar en orden de importancia.

7. Históricamente es el primer sistema verdadero de QiGong (trabajo con la fuerza vital), y hasta la fecha el único, que está diseñado desde sus fundamentos para compartirse a nivel masivo.

8. Puede ser practicado por personas con cualquier limitación física, emocional o mental, siempre y cuando puedan seguir instrucciones sencillas.

9. Millones de personas en todo el mundo practican ZhiNeng QiGong, ocupando el primer lugar China, el segundo México, y el tercero los países circundantes a China y los países de primer mundo.

10. En China, y cada vez más en México, ZhiNeng QiGong forma parte fundamental en la cultura de un gran número de empresas e instituciones, en los programas de entrenamiento de atletas de alto rendimiento, en el proceso creativo de artistas y científicos, en los sistemas educativos, en la agricultura, y en la vida cotidiana de todo tipo de personas. Entre los padecimientos con los que se ha tenido éxito en México destacan: diabetes, problemas cardiacos, artritis, pérdida de densidad ósea, fracturas y todo tipo de traumatismos, cáncer, infertilidad, oculares, auditivos, del sistema inmunológico, Parkinson, esclerosis, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, parálisis, problemas de tipo infeccioso como hepatitis, así como los de tipo emocional como depresión, fobias y los generados por mal manejo del estrés.

[youtube id=”IwmAiPifyjU” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

Trazabilidad, el eslabón de confianza para la cadena productiva
Por

¿Qué es la Trazabilidad y cómo ayuda en el control y monitoreo de la calidad de productos de principio a fin?   Hab...