La lectura de diciembre deja la inflación nuevamente cerca del mínimo de cuatro años registrado en octubre, cuando alcanzó un 0.7%.

 

Reuters

BRUSELAS.- La inflación en la zona euro se desaceleró sorprendentemente en diciembre tras un pequeño aumento en el mes anterior, endureciendo el desafío del Banco Central Europeo de evitar una deflación en el bloque y apoyar la frágil recuperación económica.

PUBLICIDAD

La inflación al consumidor en los 17 países que comparten el euro se situó en un 0.8% interanual en el último mes del 2013 comparado con el 0.9% registrado en noviembre, de acuerdo a datos divulgados el martes por la Oficina de Estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

La lectura de diciembre deja la inflación nuevamente cerca del mínimo de cuatro años registrado en octubre, cuando alcanzó un 0.7%.

“Las cifras de hoy (martes) demuestran que es demasiado pronto para que el BCE caiga en complacencia sobre los riesgos de deflación, especialmente en los países de la periferia”, dijo Peter Vanden Houte, economista jefe de ING para la zona euro, en referencia a los miembros más débiles del bloque.

Los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco aumentaron un 1.8% en términos anuales en diciembre, tras crecer un 1.6% en noviembre, mientras que el volátil precio de la energía no mostró cambios, tras caer un 1.1% el mes anterior.

La desaceleración de la inflación del bloque registrada en octubre significó el primer registro por debajo del 1% desde febrero del 2010 y llevó al Banco Central Europeo (BCE) a recortar su tasa de interés clave a un nuevo mínimo histórico de 0.25% en noviembre.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo la semana pasada que no habían signos de deflación o una necesidad urgente de realizar otro recorte de tasas, pero aclaró que es vital evitar un escenario donde la inflación se quede atascada permanentemente por debajo del 1%.

“Aunque creemos que por el momento el BCE mantendrá sin cambios su política monetaria, no es necesario mucho para llevar a la acción al banco central”, dijo Vanden Houte.

Datos separados dados a conocer por Eurostat mostraron que los precios al productor industrial en la zona euro moderaron su baja en noviembre al descender un 0.1% en el mes, tras un retroceso de un 0.5% en octubre.

Eso deja la tasa anual en -1.2%, comparado con un casi mínimo de cuatro años observado en octubre, cuando llegó a -1.3%.

La caída mensual fue liderada por un descenso del 0.2% en los costos de los bienes intermedios, mientras que los precios de los bienes de capital, duraderos y no duraderos no registraron cambios con respecto a octubre, al igual que los precios de la energía.

Los cambios en los precios al productor, a no ser que sean absorbidos por los minoristas, finalmente se traducen en modificaciones en el índice de precios al consumidor.

 

Siguientes artículos

¡Se dispara Backwardation del oro!
Por

Cada día menos y menos inversores están dispuestos a enajenar su metal, y los que lo hacen, sólo aceptan si se les paga...