China gana terreno en sector industrial

Foto: Reuters

Tras una caída registrada en febrero, el índice (PMI) de HSBC evidencia una mejor perspectiva para el gran dragón asiático, sin embargo, se espera que el ritmo de crecimiento se desacelere.

 

Reuters

 

El crecimiento del amplio sector industrial de China se reactivó en marzo, según un sondeo preliminar de gerentes de compra.

El índice (PMI) de HSBC para marzo subió a 51.7 respecto al 50.4 de febrero, pero permaneció por debajo de un máximo de dos años de 52.3 alcanzado a comienzos de año. Los resultados evidencian una recuperación de una caída producida por las fiestas del Año Nuevo Lunar en el mes anterior.

El descenso de febrero había creado temores de que el impulso de crecimiento de la economía estuviera desapareciendo y que sería débil durante el 2013. De hecho, datos oficiales divulgados previamente en marzo sugirieron que la economía había iniciado 2013 con un crecimiento tibio. Un resultado sobre 50 significa que el ritmo del crecimiento se está acelerando.

La cifra de marzo “implica que la economía china sigue camino a una recuperación gradual. La inflación está bien controlada, dejando espacio para que Pekín mantenga una política relativamente flexible en un intento por mantener la recuperación del crecimiento”, escribió Qu Hongbin, economista de HSBC especialista en China.

La recuperación en marzo ocurre después de las fiestas del Año Nuevo Lunar, que motivó el cierre de la mayoría de las industrias durante al menos dos semanas en febrero. Un subíndice que mide la producción industrial subió en marzo a 52.8, remontando luego del descenso de febrero, dijo HSBC.

Otros subíndices apuntaron a que la economía está ganando fuerza, pero es poco probable que alcance el asombroso ritmo de expansión visto en los años previos.

Los subíndices que miden los precios de las materias primas y de producción cayeron, lo que indica un exceso de capacidad productiva y una débil demanda.

Eso está en línea con más de un año de descensos de los precios de los productores, aunque datos oficiales han mostrado algunas señales de que las bajas están tocando fondo. El subíndice del empleo también cayó.

Por otra parte, los subíndices que siguen las nuevas órdenes y las nuevas órdenes de exportaciones mostraron que el ritmo de crecimiento se está acelerando, lo que indica que la producción industrial debería verse apoyada en el futuro cercano.

 

Crecimiento débil

Mientras la economía de China madura, se espera que el ritmo de crecimiento se desacelere a un paso más sostenible -algo que se reflejó en la meta de crecimiento del PIB del país de un 7,5 por ciento para el 2013 en la sesión legislativa anual este mes.

Un nuevo Gobierno parece haberse tomado a pecho las advertencias de sus críticos sobre que incluso esa tasa de crecimiento podría verse amenazada sin nuevas reformas, las que incluirían liberar las tasas de interés, hacer más transable al yuan y frenar los privilegios de las empresas estatales.

Un cambio de los funcionarios a cargo de la política financiera incluye a un grupo de personas que lideraron a las empresas estatales y a las malas reestructuraciones de deuda de la década de 1990.

En el corto plazo, la economía probablemente respondería más si hubiese una flexibilización de las restricciones al sector inmobiliario, que brinda respaldo a más de 40 industrias.

Un tercio de los chinos esperan que los precios de los hogares aumenten en el segundo trimestre, aunque el gobierno central ha dicho que no reducirá las restricciones y, de hecho, ha presentado algunas nuevas.