Por Manuel Xirau | Forbes España

A medida que se ha ido implantando la moda del currículum de una sola cara, más personas se han visto en la necesidad de desterrar los hobbies del mismo para dejar espacio a otros aspectos que se consideran más importantes: experiencia laboral, estudios, idiomas, voluntariados… Sin embargo, hay aficiones que añaden valor a tu CV y te ayudan a sobresalir entre otros candidatos.

Evidentemente todo depende de la compañía y sector, por ejemplo, una antigua becaria de Google aseguró que el personal de recursos humanos de la compañía quería ver en el currículum las pasiones de la persona, algo que puede ser muy revelador de su personalidad. En cambio, otras empresas más tradicionales solo apreciarán un pasatiempo en la medida en que esté relacionado con el puesto de trabajo.

Sea como fuere, si decides incluir tus aficiones en el CV lo más importante es que sean reales y te apasionen: no olvides que, si llegan a hacerte una entrevista, probablemente te preguntarán por ellas. Partiendo de esta base te contamos qué hobbies deberías considerar seriamente incluir en tu currículum.

1. Yoga

El yoga potencia tu habilidad de autocontrol y de mantenerte en calma, incluso ante situaciones estresantes. Puede ser algo muy valorado para puestos muy exigentes o donde se soporten grandes niveles de estrés, como en banca de inversión, en un despacho de abogados o en una agencia de publicidad.

2. Deportes extremos

Ya se trate de escalada, esquí acuático, motocross o surf, incluir como hobby un deporte extremo demuestra a quien evalúa tu currículum que te encuentras cómodo enfrentándote a retos y viviendo situaciones de tensión donde es necesario superarse. Además, deja patente que no temes a lo desconocido y que eres disciplinado. Todas estas virtudes valen oro en cualquier puesto que exija habilidades de liderazgo.

Lee también: Nuevas habilidades de liderazgo, exigencia 2020

3. Producción de video

Se trata de un hobby que puede ser muy valorado para cualquier puesto creativo, ya sea en el sector audiovisual, de publicidad, organización de eventos, viajes etcétera. Te define como una persona atenta al detalle, precisa y creativa.

4. Deportes de resistencia

Tu participación en maratones, triatlones o carreras ciclistas habla por sí sola de tu tenacidad, dedicación y disciplina. Cualidades muy buscadas en cualquier candidato a un puesto relacionado con la dirección de negocios, inversiones, ventas etcétera, y prácticamente para cualquier otro trabajo.

5. Capitán de un equipo

Si tu pertenencia a un equipo de waterpolo, fttbol o voleibol habla de tu capacidad de trabajar en equipo, ser el capitán del mismo dice de ti, además, que eres un líder. Numerosos estudios han demostrado que aquellos que juegan a deportes de competición suelen trabajar bien en ambientes corporativos.

6. Blogging

Tener un blog cuidado y actualizado no solo te convierte en un candidato atractivo para puestos relacionados con el márketing, la comunicación o la tecnología. Si, por ejemplo, tienes un blog de derecho en el que compartes tus reflexiones, experiencias e inquietudes, esta afición será muy valorada para cualquier puesto relacionado con el sector legal.

Lee: 15 frases que las personas inteligentes nunca mencionan

7. Jardinería

A la hora de aplicar a un puesto relacionado de algún modo con la sostenibilidad o la energía limpia, tu afición a la jardinería puede ser un activo muy interesante. Demuestra tu preocupación por la ecología y el medio ambiente, lo que puede ponerte por delante del resto de candidatos.

8. Fotografía

Si estás buscando un puesto como director creativo o en una agencia de comunicación, tu afición por la fotografía será claramente un plus. Dice de ti que eres creativo y paciente. Si tienes tu trabajo colgado ‘online’, no dudes en incluir, además, el link. Te hará ganar puntos.

9. Tocar un instrumento

No hace falta que estés aplicando a la Filarmónica de Nueva York para incluir en tu currículum tu afición a tocar el piano, el violín o la guitarra. Tocar un instrumento es un hobby muy bien valorado en cualquier sector, por lo que debes incluirlo siempre.

10. Cualquier afición rara (en el buen sentido)

Ya sea la repostería, la filatelia o el jujitsu, cualquier afición fuera de lo común, además de demostrar personalidad, puede conducirte a una conversación interesante con tu reclutador.

El hobby prohibido: Leer

No cabe duda de la relación directamente proporcional entre la cantidad de libros que una persona lee y su inteligencia. Pero eso no significa que debas incluir como hobby la lectura en tu currículum. Es algo tan típico y manido como decir que tu peor defecto es ser “demasiado perfeccionista”.

Te recomendamos:

5 cursos gratuitos para aprender inteligencia artificial

 

Siguientes artículos

Saber negociar para eliminar brecha de género
Por

Resulta especialmente útil que las mujeres aprendan a negociar para acelerar la eliminación de la brecha de género. No e...