Creativos-mexicanos Boton-impreso-diciembre

Cuando tenía apenas cinco años, su papá lo llevo al zoológico de Chapultepec. Allí, Fernando le pidió prestada su cámara y desde ese momento son ‘el uno para el otro’.

Compró su primera cámara luego de trabajar sábados y domingos, durante seis meses. Combinó su preparación en la fotografía con el gusto por la naturaleza que cultivó desde la infancia, pero un viaje a Alaska sería el detonante en su vida profesional.

A los 18 años, una excursión que tenía como objetivo observar osos le dio la oportunidad de tomar la foto que pondría su talento en el radar de los grandes.

“Estábamos haciendo bromas, que parecíamos fotógrafos de National Geografic”, relata.

La broma se vio superada por la realidad cuando recibió un correo de esta cadena de televisión para comprar su material.
Lee también: Los 100 Creativos Mexicanos 2019| La industria creativa genera el 7% del PIB

Recorrió África, dio clases de foto en Noruega e incluso su cámara lo llevó hasta la Patagonia. A los 19 años creó su propio negocio, en un principio llamado F Motion Media, y actualmente, Fernando O’Farrill Films cuyo giro principal es la cinematografía de bodas, eventos que ha documentado en México, Alemania, Estados Unidos, Costa Rica y hasta Marruecos.

“Mi trabajo fue ganando reconocimiento internacional, pasé de vender la marca a vender mi nombre”.

De forma paralela, su negocio de fotografías de animales y naturaleza tomó forma como Fernando O’Farrill Prints, una galería de imágenes exclusivas que se venden en línea.

En junio de este año, Fernando se embarcó en otra expedición al Ártico, donde logró capturar la fotografía que le valió el premio mundial de Fotografía de The Nature Conservancy, en la categoría de Vida Salvaje.

“Esta fotografía es muy especial. El dron estaba sobrevolando un oso, que nadaba de una placa de hielo a otra, que estaban a unos cinco kilómetros de distancia”.

El mensaje es poderoso: este territorio solía estar congelado y los animales no tenían que nadar para atravesarlo, su foto se convirtió en una prueba más de los efectos del cambio climático.

O’Farrill define la creatividad como la apertura de mente para ver las cosas de una forma distinta.

“Mi consejo para los jóvenes es que sueñen en alto. No hay nada mejor que hacer lo que te apasiona. Si eres feliz, se verá reflejado en tu producto”.

 

Siguientes artículos

Pedro Reyes, escultor. Foto: Fernando Luna Arce/Forbes México.
100 Creativos Mexicanos 2019 | Pedro Reyes: “Las nuevas ideas las encuentro en libros viejos”
Por

Pedro Reyes afirma que el conocimiento es una de las materias primas para que la creatividad aporte un valor adicional a...