Todos quisiéramos ser optimistas, relajados y serenos, ver al 2017 como un año lleno de éxitos, abundancia, paz y prosperidad, sin embargo, obligadamente el año que inicia, plantea un entorno crítico, incierto y complejo. ¿Que nos depara el 2017 en materia política?

Todos los rubros de atención de políticas públicas están en rojo, el tema de la inseguridad y la violencia siguen al alza, 2016 cerró con la cifra más alta de asesinatos, secuestros y desapariciones de los últimos cinco; hay un aumento considerable del acoso y la violencia intrafamiliar, particularmente en contra de la mujer.

En materia ecológica el país es una completa zona de desastre; deforestación, extinción de especies, degradación de zonas reservadas, una lista sin fin de venta, sobreexplotación y lucro de bienes nacionales.

En rubros de salud, educación y bienestar social mejor ni hablar, no hay cifras ni indicadores confiables pero la problemática exhibida por organizaciones sociales es alarmante; en todos los aspectos la más vil y cínica corrupción se asoma y se jacta, ya no hay siquiera el menor respecto por la sociedad civil, cualquier excusa se vale, la impunidad reina de manera absoluta todas las facciones políticas son parte de la misma red de intereses.

PUBLICIDAD

Empleo, inversiones, crecimiento, desarrollo se ven cada vez más lejanos, la devaluación del peso, los precios de electricidad, energía, gasolina más el entorno internacional borran todas las esperanzas.

Urge hoy más que nunca que [email protected] [email protected] verdaderamente salgan a ganar múltiples batallas todos los días, se requieren de grandes líderes en todos los aspectos, la sociedad civil tiene ahora que imponerse de manera inmediata a sus detractores, el destino de país no puede quedar en manos de la suciedad política podrida que se apodero de las instituciones.

Mientras los políticos se sigan beneficiando de la indiferencia, de la falta de compromiso, la flojera, la pasividad y la mediocridad ciudadana nada va a cambiar, seguirán hinchándose la cartera y la sociedad continuara pagando, como sierva, como esclava, como meretriz de paso sus excesos, sus errores y su incompetencia.

Nunca como hoy, México requiere de sus mejores hombres y mujeres, desde ahora hay que prepararse para evitar que el 2018 nos lleve nuevamente a un error histórico que no durará 6 años, sino que puede hundir a generaciones enteras, ya de por si hipotecadas y sin expectativas; los límites de la resistencia civil ya están cerca, no ser apocalípticos, solamente objetivos.

No hay en quien confiar, todas las fuerzas políticas son cómplices de los fraudes y las supuestas reformas que nos iban a llevar a la abundancia. De los aspirantes a Presidente, nadie va más allá del ridículo, pero más humillante es ver que los medios y una parte de la sociedad sigue haciéndoles el juego, [email protected] haz una evaluación y revisa si realmente hay quien merece tu voto, no busques una chambita o favores, mejor trabaja por tu país.

El nuevo sistema político mexicano es muy sencillo, consiste en crear grandes masas de pobres, ignorantes, dependientes, tan humanamente degradados que sean fáciles de comprar y que sirvan de instrumento electoral para perpetuarse en las posiciones de poder, aislar a sus críticos y mantener a los inconformes luchando por el sustento diario, poniéndosela más difícil, alejándolos de sus aspiraciones, sumidos en la impotencia y la apatía.

La sociedad que quiere un cambio real no es suficiente numéricamente para alterar las cosas y la gente prefiere seguir en la inercia y el conformismo, pues es mejor vivírsela entretenido y sin compromisos civiles.

Las redes sociales deben tornarse un instrumento de activismo positivo, crítico y propositivo ya no deben servir para evitar contemplar la realidad “real”; sal de vez en cuando, salta de los comentarios a las acciones, dale seguimiento a las cosas, se un ciudadano activo, no dejes que se consuma tu mente, emociones y valores en una red de estímulos en la que ya no sabes ni quien eres.

Grave es cuando un pueblo ha perdido la dignidad y el orgullo, cuando la muerte ideológica los deja a merced de los tiranos, los corruptos, los falsos profetas y la ignorancia, ¿México qué esperas para reaccionar?

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CapitolCComm

Facebook: Capitol Consulting & Communication S.C.

Página web: Capitol Consulting & Communication

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Adiós a la magia de Apple?
Por

En octubre pasado, Apple reportó su primer declive en ingresos en 15 años. Al anuncio siguió de inmediato la especulació...