Se prevé que las emisiones de gas metano provenientes de las industrias de gas y petróleo disminuyan en 2020 a 12.2 millones de toneladas métricas de CO2, desde las 14.6 millones de toneladas métricas de CO2 reportadas en 2013.

 

El gas metano es un gas de efecto invernadero (GEI) que ha propiciado cambios climáticos, con un impacto en el corto plazo, incluso mayor al dióxido de carbono, de acuerdo con el Análisis económico de las oportunidades de reducción de emisiones de metano en la industria mexicana del petróleo y gas natural realizado por la firma ICF International.

“Con este análisis se demuestra que México tiene la oportunidad de disminuir la producción de las emisiones de gas metano generadas por la industria de gas y petróleo, además de que los costos para lograr un avance en la mejora del medio ambiente son relativamente bajos”, comenta Drew Nelson, senior manager de la organización Environmental Defense Fund (EDF) (Fondo para la Defensa del Medio Ambiente, en español).

PUBLICIDAD

En este sentido Nelson explica que una de las principales causas por las que las emisiones de gas metano se han incrementado en los últimos años en el país, es por las fugas del componente en las empresas relacionadas con la industria de petróleo y gas.

El gobierno federal, se ha comprometido a reducir las emisiones de los GEI en 25% para 2030. Sin embargo Francisco Barnés Regueiro, director ejecutivo del Centro Mario Molina ve complicaciones en esta meta debido a que la apertura del sector con la reforma energética implica un reto mucho mayor para alcanzar este objetivo, pero, argumenta que, no afectará de manera significativa las emisiones a 2020, debido a que los nuevos proyectos aún no han comenzado a operar.

“La industria petrolera es el primer generador de gas metano, pero también en los rellenos sanitarios se genera y con el ganado vacuno, entonces hay muchas más fuentes. A pesar de la apertura, en México existe una gran oportunidad para reducir las emisiones en sector petrolero, evitando que el gas se vaya a la atmósfera y a cambio se lleve al mercado y se venda.”

En 2013, las emisiones totales de metano representaron 19% de las emisiones totales en México, según un reporte publicado este año por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México (INECC).

El estudio apoyado de ICF International y apoyado por EDF revela que las emisiones de metano provenientes de las industrias de gas y petróleo disminuirán en 2020 a 12.2 millones de toneladas métricas de CO2, desde las 14.6 millones de toneladas métricas de CO2 reportadas en 2013.

Las reducciones de las emisiones costa afuera y costa adentro en el país se pueden apoyar de las tecnologías aplicas de manera correcta y de hacerlo “se podrían disminuir 6.6 millones de toneladas métricas de CO2”, dice Barnés.

No obstante, el director ejecutivo del Centro Mario Molina asegura que para lograr esto, será necesario un esfuerzo de maneja conjunta entre gobierno, empresas e instituciones.

Los especialistas explican que, en promedio, estas reducciones implicarían un costo neto de 0.43 centavos, “considerando los ahorros que se acumulan directamente en las compañías que implementen medidas de reducción de metano”, agrega el reporte.

El análisis releva que existen 100 categorías diferentes de emisiones de gas metano en la industria del petróleo y gas, y 21% de ellas conforma más del 80% de las emisiones estimadas para 2020.

La metodología del estudio está basada en datos obtenidos de diferentes organismos como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); Secretaría de Energía (Sener) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

 

Tres beneficios

A continuación, te compartimos los tres beneficios que traería la reducción de los gases de metano para México, según Nelson y Barnés apoyados en el estudio.

  1. Empresas. Las empresas reportan pérdidas millonarias derivadas de fugas de este componente, al emplear métodos como parches, se podría incrementar potencialmente los ingresos de este sector o tener un costo neto limitado. Ya que al evitar su fuga a la atmósfera, se lleva al mercado para su venta, lo que genera mayores ganancias a las compañías.
  2. Personas. Tomar medidas a favor de la reducción de contaminantes ayuda a revertir los efectos negativos que afectan la salud pública. Estos contaminantes son los compuestos orgánicos volátiles.
  3. Medioambiente. El gas metano es la segunda causa del calentamiento global, por ello el control de emisiones representa un beneficio para toda la sociedad, además de que ayuda a México a alcanzar sus metas de reducción de emisiones a nivel nacional e internacional.

 

Siguientes artículos

peso
Gasto programable sube casi 9% en presupuesto 2016
Por

El presupuesto para el gasto no programable de las Empresas Productivas del Estado aumentó 19.6% real.