MIAMI, Florida. Si quieres levantar capital para tu emprendimiento como los grandes, tienes que vender tu idea como uno de ellos. Jason Calacanis, inversionista ángel y uno de los primeros en apostar con su bolsillo por Uber, tiene las claves.

Entrevistado en el marco de eMerge Americas sobre la mejor manera de hacer un pitch, Calacanis compartió con Forbes México las claves del éxito de un emprendedor a la hora de conseguir financiamiento.

“Aunque el ecosistema de las startups sigue evolucionando, hay reglas que son eternas cuando se trata de un pitch exitoso”, afirma el inversionista. Presentar un pitch —que no es más que una presentación breve de tu idea de negocio— es un momento decisivo en el desarrollo de cualquier startup. No solo puede resultar en financiamiento que difícilmente se conseguiría en un banco, sino en la creación de alianzas con mentores y expertos de la industria.

Éstas son las cuatro “reglas de oro” para un pitch infalible según el inversionista ángel de Uber y ex scout de Sequoia Capital:

PUBLICIDAD

1 Habla de tu producto en los primeros 15 segundos

No quieres perder la atención de tu audiencia sin que conozcan lo que intentas vender.

“Es muy común que la gente da demasiado contexto, ‘este otro producto es muy malo‘ o ‘somos un excelente equipo‘ y hasta que restan dos minutos se enfocan en su producto como tal”, afirma Calacanis.

2 No lo platiques, demuéstralo

El inversionista ángel asegura que durante el pitch siempre es mejor replicar la experiencia que tendría el usuario en la medida de lo posible: “No le dejes a la audiencia el trabajo de imaginar lo que sería usar tu producto”.

3 Los ejemplos son muy importantes

Para los inversionistas como Jason Calacanis, la falta de un buen ejemplo durante un pitch puede ser indicador de falta de experiencia, desconocimiento del mercado o, peor aún, de que nadie ha utilizado el producto.

El fundador del Launch Festival también destaca que mientras más detallado sea el ejemplo más recordado será.

“Si me estás presentando tu producto, por ejemplo Airbnb, no me digas que ‘puedes alquilar tu espacio y quedarte en la propiedad de cualquier otra persona‘. Es mucho mejor decir: ‘Te presento a Jackie la pintora que vive en Venice. Y que gracias al producto, puede alquilar su estudio a 150 dólares la noche tres veces por semana, y trabajar menos turnos en el restaurante‘. Te aseguró que jamás olvidarás mi ejemplo.”

4 Sincronizidad

“Es innumerable la cantidad de veces que un fundador ha intentado presentarme su pitch con visuales que no concuerdan con lo que está diciendo”, menciona el inversionista ángel.

Los apoyos visuales pretenden reforzar el pitch del emprendedor. Si no hay una coherencia entre lo que la audiencia escucha y ve, lo más probable es que decidan prestarle atención a la pantalla.

Por último, el inversionista destacó que un pitch es una prueba continua. “Una prueba en la que descubrimos si el emprendedor está listo para perseguir sus sueños y construir una gran compañía”.  

 

Siguientes artículos

IBM quiere ser socio, no proveedor, en la transformación digital
Por

Todo el mundo habla de ella, pero es un concepto difícil de aterrizar, la transformación digital es más que el desarroll...