Por Carla Thomas

El Festival de carne de perro y lichi, también conocido como el Festival de perro de Yulin, dio inicio esta semana al sur de China, en medio de un tsunami de protestas de la comunidad internacional exigiendo a la ciudad detener el controvertido evento.

En una convocatoria de amplia circulación lanzada por la ONG Animal Hope and Wellness Foundation, los críticos del festival (que este año han sumado a celebridades como Matt Damon, Rooney Mara y Joaquin Phoenix), han dicho que el evento es brutal y sin fundamento. Los defensores, mientras tanto, han argumentado que la práctica de comer perro en Asia es cultural, precede a la historia moderna y debe ser respetada como una tradición.

He aquí cinco cosas que debes saber acerca de este polémico evento:

PUBLICIDAD
  1. Es bastante nuevo. El festival sólo ha existido desde 2010, a pesar de que las ollas de perros calientes se volvieron populares dentro de Yulin en la década de los noventa. Sin embargo, el consumo de carne de perro ha sido una práctica regular en China y el resto de Asia desde antes de la historia escrita. Supuestamente, la carne de perro ayuda a aliviar el agotamiento por calor, lo que ha motivado un boom en sus apariciones en los menús durante el verano.
  2. Es bastante sucio. Además de la conmoción provocada por la crueldad, muchos oponentes del festival citan graves preocupaciones por la higiene de la carne en sí. En línea con la creencia de que los perros torturados darán la mejor carne, las condiciones en que los animales son transportados y sacrificados a menudo son pobres y cuentan con poca o nula supervisión. Muchos de los perros no han sido vacunados, y la rabia es otro de los grandes temores.
  3. Se calcula que unos 10,000 morirán en el festival este año. De acuerdo con algunos reportes, Marc Ching, activista y fundador de Animal Hope and Wellness Foundation, ha rescatado a 1,000 perros procedentes de mataderos sólo esta semana, lo que equivaldría a una reducción del 10% de los perros que se estima serán sacrificados durante el festival. Algunos cálculos ubican la cifra de perros consumidos anualmente por humanos en todo el mundo en unos 25 millones.
  4. Técnicamente, no existe. El gobierno de Yulin, que emitió un comunicado a la agencia de noticias Xinhua de China en 2014 [Artículo en chino], describe el festival como una costumbre local apenas reconocida por un pequeño porcentaje de los residentes.
  5. Los precios de los platos siguen al alza. Los platillos preparados durante el festival cuestan cada vez más, y nadie está seguro de si eso es bueno o malo. Algunos creen que el aumento en los precios durante el festival es un reflejo de una menor oferta de los restaurantes, lo cual indica que un menor número de proveedores de carne y mataderos están dispuestos a vender la controvertida mercancía. Otro argumento es que la cobertura hecha por los medios al festival ha motivado un gran aumento en el flujo de visitantes, y los vendedores aprovechan la oportunidad.

 

Siguientes artículos

Bolsas se derrumban por victoria del Brexit
Por

En una decisión que sorprendió a todo el mundo, Reino Unido decidió votar sí (52%) a la salida de la Unión Europea. Las...